Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Atención sanitaria

Los médicos confían en no ser sancionados si deciden atender

Podrán seguir atendiendo a sus pacientes y "no se va a castigar a nadie administrativamente" cuando atiendan a un irregular.

Asociaciones frente al Gregorio Marañón contra la retirada de las tarjetas sanitarias a inmigrantes
Más de 153.000 inmigrantes sin papeles se quedan sin tarjeta sanitaria
EFE/JUAN CARLOS HIDALGO

La Organización Médica Colegial (OMC) ha asegurado que tiene el compromiso del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad de que los profesionales sanitarios no podrán ser penalizados o sancionados por atender a los inmigrantes en situación irregular. Asimismo, Andalucía se ha pronunciado en este asunto para garantizar la atención médica a los inmigrantes irregulares por motivos "humanitarios" y "de salud pública".

El presidente de la OMC, Juan José Rodríguez Sendín, ha confirmado, durante la presentación de la campaña 2012 de Prevención de las Dolencias de la Espalda en los Escolares organizada en colaboración con la Fundación Kovacs, que "a los médicos, y así me lo ha confirmado la ministra, deben dejarnos en paz para que hagamos lo que debamos hacer con cada paciente que se nos ponga delante".

Y es que, con la entrada en vigor el pasado 1 de septiembre del nuevo sistema de aseguramiento del Sistema Nacional de Salud, que deja sin tarjeta sanitaria a los inmigrantes irregulares, los médicos tenían "dudas" sobre si podrían atender a todos sus pacientes, incluidos los 'sin papeles'.

No obstante, como ha reconocido Rodríguez Sendín, estas dudas se han disipado después de que el departamento de Ana Mato les haya confirmado que podrán seguir atendiendo a sus pacientes y que "no se va a castigar a nadie administrativamente" cuando atiendan a un irregular.

"Nos han dicho que el médico va a hacer lo que debe de hacer y nadie le va a poner ninguna traba, y eso debemos celebrarlo", precisando Rodríguez Sendín que no habrá sanción siempre que la actuación profesional "se derive de unas obligaciones deontológicas".

A renglón seguido, ha añadido que "se cobrará o no se cobrará, pero eso ya no es una cuestión nuestra. Nuestro problema es que nadie deje de estar atendido". "Creo que lo hemos logrado, ahora vamos a ver cuál es el resultado de aplicación y qué hacen las comunidades", según el presidente de la OMC.

En este sentido, ha reconocido que el proceder dispar que están adoptando las comunidades obedece a que "están en diferentes momentos electorales" y ha pedido a los partidos políticos que "con cosas tan gordas como éstas se juegue lo justo".

Sin embargo, Rodríguez Sendín ha advertido que aún hay temas sin clarificar, como la adquisición de medicamentos por parte de los inmigrantes irregulares o de colectivos sin tarjeta sanitaria.

"Sí que me preocupa qué va a pasar con los medicamentos, cómo se les darán los medicamentos esenciales a los inmigrantes, pero también los drogadictos y mucha más gente. En los próximos años nos vamos a tener que preocupar por la gestión de la desigualdad", ha lamentado.

Por ello, el presidente de la OMC apuesta porque "se hará como se hacía antes". "Habrá médicos que echarán mano de medicamentos alternativos o de medicinas que tienen en los centros y, si somos sensatos, hay un montón de medicinas esenciales que son muy económicas y con las que prácticamente se atienden todos los problemas", ha puntualizado.

Andalucía garantiza la atención

La consejera andaluza de Salud y Bienestar Social, María Jesús Montero, ha subrayado que la atención sanitaria que se dispensa a los inmigrantes irregulares en la comunidad seguirá estando garantizada por motivos "humanitarios, de salud pública" e incluso "por un posterior aumento de los costes económicos" que se derivarían de los tratamientos de enfermedades no tratadas a tiempo.

En una entrevista en el programa de Canal Sur Radio 'La hora de Andalucía', que recoge Europa Press, Montero ha reiterado que la frecuencia de esta población inmigrante a los centros de salud es "muy baja", hasta el punto de que "sólo representan el 0,6% de las consultas totales que se llevan a cabo en los centros de Atención Primaria" de Andalucía.

Sobre la afluencia de este colectivo a los servicios de urgencias "sólo representa un 2%". Para la titular del ramo, esta cifra tan baja responde a la "creencia y miedo" que aún sufren estos inmigrantes irregulares "que piensan que al dar sus datos administrativos para ser atendidos pueden ser denunciados y expulsados del país o tener que hacer frente a los pagos de su asistencia".

Asimismo, ha recalcado que la atención a esta población "no solo se trata de un problema de humanidad, sino de un problema de salud pública si no se tratan a tiempo con la aparición incluso de enfermedades ya erradicadas".

"Yo siempre digo que los virus no entienden de fronteras", ha resumido Montero, quien ha advertido de que "si se produce una enfermedad y no se controla en una zona, ello puede tener repercusión en esa zona, además de que costará más dinero una posterior atención a estas personas".

Sobre el pago de los medicamentos, Montero ha preferido esperar a ver como se comporta el gasto farmacéutico en los próximos meses, si bien ya ha mostrado su temor de que la bajada ya experimentada "pueda deberse por causa más o menos directa del copago".

"Puede ser porque las personas no retiren las medicinas de sus farmacias porque no les llegue la pensión, sobre todo, en las comunidades donde los pensionistas tienen que adelantar el dinero de esos fármacos", ha concluido.

Etiquetas