Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Terrorismo

El Gobierno rechaza negociar el desarme de ETA y exige su "disolución incondicional"

Jorge Fernández Díaz ha asegurado que el Ejecutivo no reconoce "legitimidad" a la denominada Comisión Internacional de Verificación del alto el fuego de ETA.

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha afirmado que el Gobierno no reconoce "ninguna legitimidad" a la denominada Comisión Internacional de Verificación (CIV) del alto el fuego, que dijo que la banda terrorista ETA le ha transmitido que está "preparada para dialogar".

"Los verificadores han intentado contactar con nosotros, pero nosotros no reconocemos ninguna legitimidad a esos verificadores. Con la Guardia Civil y la Policía tenemos suficientes verificadores para comprobar si ETA se disuelve o no", ha subrayado Fernández Díaz en declaraciones a los medios a su llegada al XIII congreso del PP catalán en Barcelona.

El responsable de Interior ha afirmado que para derrotar policialmente a ETA al Gobierno le "ha bastado y sobrado" con los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, y con ellos mismos "tiene suficiente" para verificar si la organización terrorista se disuelve.

"La política del Gobierno en relación con ETA está muy clara, y además ahora la posición viene acompañada por el Congreso, exigimos su disolución incondicional. El Gobierno ni ha negociado, ni negocia, ni negociará jamás con ETA", ha dicho el ministro.

Etiquetas