Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Infraestructuras

El secretario de Estado de Comercio, partidario de que se pague por usar las autovías

Jaime García-Legaz ha advertido que esa fue la conclusión a la que se llegó en Europa ante la necesidad de sufragar el costoso mantenimiento de la red autovías.

El tramo de autovía de Teruel a Santa Eulalia
Treinta agricultores cobrarán con nueve años de retraso las expropiaciones por la autovía
ANTONIO GARCíA

El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, se ha mostrado en Murcia partidario de que las autovías las paguen quienes las utilizan con su vehículo, al igual que en Francia o Alemania.

García-Legaz, que hizo estas declaraciones a los periodistas antes de participar en una conferencia en la Universidad de Murcia, ha advertido que esa fue la conclusión a la que se llegó en Europa ante la necesidad de sufragar el costoso mantenimiento de la red autovías.

Estos días ha trascendido que el Ministerio de Fomento tiene avanzado un plan por el que en un año comenzaría a cobrar peajes a los turismos que circulen por las autovías estatales y, al ser preguntado al respecto el secretario de Estado, comentó que los que no deberían pagar su mantenimiento son los ciudadanos que van en autobús o que utilizan el transporte público.

Por otra parte, el secretario de Estado ha asegurado que "todo el esfuerzo de austeridad y sacrificio va a tener sus frutos" y la recuperación económica llegará en 2013, el año de la recuperación de España según organismos internacionales, citó.

"Habrá que esperar unos meses más para que se note en el empleo, pero por fin podremos ver la luz al fin del túnel", manifestó.

De la expropiación de la filial de REE en Bolivia, remarcó que a diferencia del caso argentino con Repsol hubo un aviso "con algo de antelación", la medida afecta a todos los accionistas de la Red Eléctrica Española por igual y no es discriminatoria, y se va a indemnizar "con un precio justo y determinado por alguien independiente".

En cuanto a la "Marca España", dijo que "es peor de lo que realmente debería ser, y aunque España está en una situación muy difícil, no es tal y como la pintan en el extranjero; no está en situación de Grecia, Irlanda o Portugal, y no se nos pueden meter en el mismo grupo".

Al respecto, indicó que la "Marca España" se recupera "haciendo los deberes. Es muy difícil que nos respeten fuera si somos un país que condena al 50 % de sus jóvenes a estar en paro, si no cumples tus objetivos presupuestarios y si no creces, así es imposible vender una marca buena porque no es buena".

Apuntó que las reformas y políticas de austeridad servirán para que España vuelva a crecer y "cuando eso ocurra y se cree empleo es cuando se empezará de nuevo a respetar igual que era respetada hace años cuando cumplíamos los compromisos que nos proponíamos".

Etiquetas