Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Terrorismo

Interior impulsa un plan para reinsertar a los terroristas

Participarán en "aulas" dirigidas a su educación en valores de convivencia, tendrán acceso a formación para facilitar su inserción en la vida laboral y podrán incluso ser trasladados a centros penitenciarios próximos a sus domicilios.

Los etarras del comando Otazúa durante el juicio celebrado este lunes
Un etarra del comando Otazua provoca al tribunal que le juzga al grito de "gora ETA"
EFE

El Ministerio del Interior ha puesto en marcha un plan integral para la reinserción de los presos de ETA -aplicable también a miembros de otras bandas terroristas y del crimen organizado-, que ha recibido el apoyo del PSOE y el PNV, mientras que las víctimas lo ven como una "cesión" a la banda.

El plan consiste en una serie de iniciativas orientadas a que los terroristas den pasos hacia su integración en la sociedad, y el único requisito para incorporarse al mismo será desvincularse de la organización de forma "clara" y "sólida", sin que, según ha dicho en Luxemburgo el titular de Interior, Jorge Fernández Díaz, deba haber una petición de perdón.

Los internos que se incorporen a estos programas, que se iniciarán en las cárceles del País Vasco y para los que el departamento vasco de Interior y el Ministerio firmarán convenios de colaboración, participarán en "aulas" dirigidas a su educación en valores de convivencia y tendrán formación para facilitar su inserción en la vida laboral cuando recuperen la libertad.

El ministro anima a que no se dejen engañar

El ministro ha animado a los presos etarras a acogerse al plan y no dejarse "engañar por ETA", cuyo anuncio de cese de la violencia hace seis meses ha provocado un "parón" en la llamada "vía Nanclares" -a la que se habían acogido una treintena de los más de 600 presos etarras- que Fernández Díaz atribuye a las "falsas esperanzas" difundidas por la banda sobre "indultos generales".

Ahora, a los internos que se acojan al programa se les abre la posibilidad de ser trasladados a cárceles próximas a su domicilio, aunque las fuentes penitenciarias consultadas por Efe han insistido en que no habrá "acercamientos automáticos".

Una vez allí, cumplir el resto de los requisitos que exige la ley -como la petición de perdón, la colaboración con la Justicia o el compromiso de satisfacer la responsabilidad civil- permitirá a los reclusos ser clasificados en un grado penitenciario más flexible.

Buena acogida por PSOE y PNV

El programa de reinserción ha sido acogido de forma positiva por el PSOE y el PNV, mientras que las asociaciones de víctimas del terrorismo lo han considerado "una cesión" y "un coladero" para los etarras, y la izquierda abertzale lo ha llamado "cortina de humo".

Desde el Gobierno, el presidente Mariano Rajoy ha asegurado que el plan no supone ningún beneficio penitenciario y que no va a haber modificación alguna en la política antiterrorista. El anuncio ha sido aplaudido por la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, que cree que se trata de una decisión "bien adoptada" que, además, daña "al núcleo más duro" de ETA.

"Es un avance positivo en la buena dirección", ha dicho por su parte el comisionado del lehendakari para la convivencia y la memoria, Jesús Loza, para quien el programa es fruto "del diálogo y del trabajo discreto" entre los gobiernos central y vasco.

También ha celebrado el plan el portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, que se felicita de que el Gobierno se haya decidido a "mover ficha" y a "desbloquear" la situación de los presos etarras.

En una línea totalmente opuesta han ido las opiniones de las víctimas del terrorismo, comenzando por la AVT, que cree que la iniciativa del Gobierno es "prematura" porque ETA no ha dejado de existir y que supone "una cesión a los intereses" de los terroristas y un "varapalo para las víctimas".

Por su parte, Voces contra el Terrorismo (VCT) ha afirmado que el plan es "una traición" a las víctimas y que será "el coladero perfecto" para que los etarras gocen de impunidad, mientras que Dignidad y Justicia (DyJ) ha calificado de "indignante" que no se vaya a exigir a los presos que pidan perdón.

Ante el rechazo expresado por las víctimas, el Ministerio del Interior ha convocado a las asociaciones a una reunión que se celebrará mañana, en la que les explicará los detalles de las medidas anunciadas.

Mientras tanto, el Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha alertado de que el programa pretende "dar salida a corto y medio plazo" a los internos etarras a cambio de que la banda deje de matar, mientras que la Confederación Española de Policía (CEP) ha criticado que esté diseñado "a medida" de los terroristas.

Etiquetas