Despliega el menú
Nacional

ELECCIONES 20-N

Votos en blanco y nulos, la voz del descontento

El creciente pensamiento crítico hacia los partidos políticos y el sistema electoral se reflejan en un pujante movimiento de protesta silenciosa a través de las urnas, más allá del 15-M.

Las fórmulas al alcance de los españoles a la hora de mostrar su malestar con los actuales partidos políticos, e incluso con el sistema electoral en vigor, son variadas, y consiguen en cada cita con las urnas un mayor respaldo de la ciudadanía descontenta.

En los comicios de este domingo se registraron un total de 317.886 votos nulos, todo un récord en la democracia moderna del país, si no se tienen en cuenta las elecciones de la Transición, donde muchos sociólogos aseguran que la falta de práctica a la hora acudir a las urnas, y la herencia de tantos años de dictadura disparaban esta cifra.

Como baremo de comparación, en los comicios de 2008 tan solo se registraron 165.576. Los expertos apuntan a una creciente conciencia crítica con la representación política del país, en muchos casos relacionada con el movimiento 15-M.

También se hace notar el voto en blanco. 333.095 electores han optado por esta vía a la hora de introducir el sobre en las urnas. Se trata de la tercera cifra más alta de la democracia, por debajo de los registros de 2000 y 2004.

Sin embargo, el dato es engañoso, ya que habría que incorporar a esta importante masa de ciudadanos, todos aquellos que el domingo mostraron su apoyo al partido Escaños en Blanco (Eb), cuyo ideario político pasa por dejar vacíos todos los escaños que consigan en unas elecciones como medio de protesta y de cambio.

En total, Eb reunió este domingo 97.706 votos, más que Geroa Bai, que ha conseguido un escaño en el arco parlamentario. En Aragón llegaron a las 3.100 papeletas, y se establecen en el séptimo lugar del ránquin de partidos más votados en la comunidad.

Otros partidos, como Higiene Democrática, postulan en su discurso una voz crítica con el sistema, aunque su respaldo en las urnas ha sido residual.

Por su parte, crece también la abstención, que en este caso conjuga la desilusión de muchos votantes socialistas de 2008 que este domingo se quedaron en casa, con la falta de interés de la ciudadanía por las elecciones. En total, 9.710.775 personas que podían, no hicieron uso de su derecho al voto, un 28,31%.

Etiquetas