Despliega el menú
Nacional

ELECCIONES GENERALES 20-N

La publicidad electoral tradicional brilla por su ausencia esta campaña

La crisis, y el esfuerzo realizado en las elecciones de mayo, son las causas más probables de que haya menos anuncios electorales que en otras ocasiones.

Vallas publicitarias en la avenida del Tenor Fleta de Zaragoza
La publicidad electoral tradicional brilla por su ausencia esta campaña
M. T. F.

Los candidatos a la presidencia del gobierno no se dejan ver demasiado por Zaragoza estos días de campaña electoral. En anteriores comicios se mostraron más 'encontradizos': la ciudad lucía a rebosar de todos esos formatos típicos de publicidad electoral en los que se pide el voto desde el primer día de campaña. Este año los partidos mayoritarios han acordado recortar el número de anuncios y eso es algo que se nota en Zaragoza: la campaña comenzó el pasado viernes y espacios que tradicionalmente se llenaban de publicidad electoral tienen otro tipo de avisos.

Mariano Rajoy no aparece en los carteles publicitarios de las columnas de los soportales del paseo de Independencia. No hay banderolas de Alfredo Pérez Rubalcaba en el Coso. Cuesta encontrar vallas publicitarias en Zaragoza pidiendo el voto para los candidatos de los grandes partidos. Al menos más que otras veces.

La crisis y las todavía cercanas elecciones autonómicas y municipales de mayo, en las que los partidos se emplearon a fondo, pueden parecer a priori las causas de este recorte, aunque la verdadera razón de esta 'contención' reside en la reforma de la Ley del Régimen Electoral General (LOREG) que se aprobó en enero.

“Para las elecciones a las Cortes Generales o a cualquiera de sus Cámaras, el límite de los gastos electorales será el que resulte de multiplicar por 0,37 euros el número de habitantes correspondientes a la población de derecho de las circunscripciones donde presente sus candidaturas cada partido, federación, coalición o agrupación”, decía en lo que a gastos se refiere el texto legal.

PP y PSOE estimaron, cuando pactaron la reforma de la LOREG en junio de 2010, que el ahorro para los partidos con este nuevo límite de gasto rondaría el 15%.

El nuevo texto legislativo establecía también que la colocación de publicidad electoral exterior en ciudades debería limitarse a los 15 días previos a las elecciones. Esta medida se adoptó para conseguir “una reducción del peso de la publicidad y propaganda y una mayor incidencia en la exposición y debate de los programas y propuestas concretas que cada partido proponga”, según reza la LOREG.

Publicidad en la ciudad 'versus' publicidad en internet

De las 14 vallas publicitarias que hay en la avenida del Tenor Fleta a la altura del colegio Marianistas, un lugar muy 'goloso' para la colocación de publicidad electoral, solo dos llevan publicidad electoral. Ambos carteles piden el voto para el candidato del PSOE. En las pasadas elecciones autonómicas y municipales el porcentaje de publicidad electoral en estas vallas era más elevado y muy variado: las imágenes de Eva Almunia, José Ángel Biel o Juan Alberto Belloch aparecían incluso por duplicado.

En mayo, en los soportales del paseo de Independencia pedían el voto los candidatos populares y socialistas a las elecciones, ahora ninguno se prodiga por las columnas de la céntrica avenida zaragozana. Tampoco en las farolas del Coso alto hay banderolas como en otras ocasiones, aunque quizás esta circunstancia tenga más que ver con las obras del tranvía que con el recorte de gastos.

Solo hay un lugar en el que los partidos parecen no haber recortado en publicidad si no todo lo contrario: internet. Se pueden observar anuncios de los diferentes partidos políticos en todos los medios de comunicación 'on line' y en otros soportes más novedosos, como Spotify, una aplicación muy conocida para escuchar música por internet.

Además, las formaciones han intensificado la producción de contenidos en redes sociales como Twitter y Facebook, que si bien no es estrictamente publicidad, sí da a conocer su programa de gobierno de forma masiva y, sobre todo, gratuita.

Etiquetas