Despliega el menú
Motor

motor

Tarraco, el todoterreno más grande de Seat, con siete plazas

Con mucho espacio, bien acabado y se mueve bien. Desde 26.990 euros, con descuentos.

Seat Tarraco
Seat Tarraco
Francisco Jiménez

El Tarraco es un coche importante para Seat . Primero, porque este todocamino de siete plazas, junto a sus hermanos Ateca y Arona, completa la gama SUV (‘sport utility vehicles’) del fabricante español. El primer todoterreno grande en la historia de Seat es, también, un vehículo a tener en cuenta para el usuario porque es una más que buena alternativa para aquellas familias que necesitan mucho espacio, pero no quieren viajar en un monovolumen con una carrocería de estética más sobria y convencional. Su aspecto exterior, al contrario, atrae las miradas.

Entre sus rivales en la calle figuran dos de ‘casa’, los Skoda Kodiaq y el Volkswagen Tiguan Allspace. También son competencia modelos como el Renault Koleos y el Hyundai Santa Fe, entre otros.

El Tarraco , con sus 4,7 metros de longitud, 1,8 de anchura y 1,6 de altura, tiene una capacidad interior formidable. Con cinco plazas, el maletero ofrece 760 litros de volumen y hasta 1.920 con la segunda fila de asientos abatida.

Al interior se accede con comodidad. El espacio en las plazas delanteras es muy bueno, igual que la visibilidad. Hay mucha luz por dentro y los asientos son espaciosos y cómodos.

Seat Tarraco
Seat Tarraco
Seat

El Tarraco ofrece un cuadro de mandos digital de 26 cm (10,25 pulgadas) y una pantalla táctil de 20,3 cm (8 pulgadas) en la consola central, desde las que se pueden manejar todos las funciones de la conducción, así como las de información y entretenimiento (radio, teléfono, navegador...). Como novedad, incluye el asistente de voz personal Amazon Alexa, así como la función de control gestual de algunas aplicaciones.

La unidad de pruebas a la que ha tenido acceso HERALDO tiene un motor 2.0 TDI 190 CV, con sistema de tracción total denominado 4Drive y acabado Xcellence Plus, es decir, la más alta de gama.

Pese a las dimensiones, el Tarraco se mueve con ligereza y precisión. Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en solo ocho segundos y alcanza una velocidad punta de 210 km/h. Tiene unas emisiones de CO2 de 147 gramos por kilómetro.

Es ágil y cómodo para conducir en cualquier superficie gracias a los cuatro modos de moverse -normal, económico, sport, individual, nieve y fuera de carretera-, que le permiten, en cierto modo, un uso práctico también para el día a día.

El Seat Tarraco 2.0 TDI 190 CV DSG 4Drive Xcellence Plus cuesta 45.590 euros, que con financiación y descuentos de la marca puede quedarse en unos 35.000 euros. Con el motor 1.5 TSI de 150 CV, en acabado Style y con 7 plazas, el Tarraco vale 26.990 euros, con descuentos ya aplicados.

Seat Tarraco
Seat Tarraco
Seat

Versión híbrida enchufable

Por otra parte, Seat ha anunciado que ampliará la gama del Tarraco en 2020 con una variante híbrida enchufable. Tendrá una potencia conjunta de 245 caballos y podrá circular en modo eléctrico más de 50 kilómetros.

Al detalle

Asistente de precolisión. De serie, el sistema es capaz de reaccionar en 0,2 segundos si detecta que está a punto de producirse un accidente. Éste tensa los cinturones de seguridad, activa las luces de emergencia, sube las ventanillas y cierra el techo solar, de modo que aumenta la protección de los pasajeros.

Asistente de vuelco. Es un sistema de detección de vuelco que, cuando se activa, hace una llamada automática a los servicios de emergencia, activa los ‘airbags’, apaga el motor, desbloquea las puertas, enciende las luces de emergencia y ajusta la ventilación. De serie.

‘Front Assist’. Frenado de emergencia en ciudad a baja velocidad ante una posible colisión. Detección de ángulo muerto y alerta de tráfico posterior. Facilita el cambio de carril gracias a la ayuda de un asistente para la detección del ángulo muerto. Dos sensores de radar vigilan el tráfico que circula detrás del vehículo por ambos lados. Una señal visual en el retrovisor exterior advierte de la aproximación de vehículos en el ángulo muerto. Con la alerta de tráfico posterior, resulta más fácil y seguro salir marcha atrás de una plaza de aparcamiento. Unos sensores de radar alertan de posibles colisiones por si se acercan otros vehículos por los lados.

Etiquetas
Comentarios