Despliega el menú
Motor

Los rechazos en la ITV por defectos graves en la carrocería aumentaron un 30% en el último lustro

Mantener la carrocería en buen estado de conservación influye en aspectos tan importantes para el conductor como la seguridad.

La carrocería del vehículo debe llevar un mantenimiento.
La carrocería del vehículo debe llevar un mantenimiento.
Pixabay

Los rechazos a vehículos en la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) como consecuencia de defectos graves en la carrocería aumentaron un 30% en los últimos cinco años, según un estudio de CertifiedFirst, que aglutina a expertos en chapa y pintura.

En concreto, los datos apunta que los defectos graves, que provocan que no se supere la ITV en la primera visita o en las sucesivas pruebas, crecieron en un 28,1% en los turismos, mientras que el crecimiento de los fallos leves en estos vehículos superó el 45%.

Estos automóviles son rechazados por que presentan alguna deficiencia grave de acuerdo con el capítulo 2 del Manual de Procedimiento de Inspección de las ITV destinado al 'Acondicionamiento Exterior, Carrocería y Chasis'.

En total, en 2017 el parque de vehículos sometido a ITV obligatoria en España, incluidas motocicletas, turismos, vehículos industriales, agrícolas y autobuses, presentó 3,83 millones de defectos en la carrocería, de los que 3,22 eran de carácter leve y 608.407 de ellos eran de carácter grave.

La cifra supone un incremento del 12,4% respecto a los datos de 2016 y un aumento mayor, del 14,6%, en el caso de los defectos graves, según el análisis de datos del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo realizado por CertifiedFirst.

Asimismo, en el caso de los turismos, las ITV detectaron en 2017 casi 1,90 millones de defectos leves y más de 282.000 fallos graves en la carrocería. Esto supone un aumento ligeramente más bajo de la media, teniendo en cuenta que el incremento en el conjunto de vehículos, en ambos casos supera el 10%.

El aumento de los defectos graves es aún mayor desde 2013, ya que hasta 2017 ha aumentado casi el 30% (28,1%) en el caso de los graves y hasta un 45,2% en el caso de los leves.

Por tipo de vehículo, en turismos y todoterrenos el número total de defectos, tanto de graves como de leves, ha crecido un 42,7%, ya que ha pasado de 1,53 millones a 2,18 millones.

Para CertifiedFirst los datos apuntan que los conductores "no prestan suficiente atención" a la carrocería y a la pintura de sus coches. "La importancia de la carrocería va más allá de su faceta meramente estética, pues mantenerla en buen estado de conservación influye en aspectos tan importantes para el conductor como la seguridad, la aerodinámica o el consumo", según el responsable de CertifiedFirst, Jordi Ortega.

A la hora de pasar el ITV, el Manual de Procedimiento señala que el inspector técnico valora del estado de la carrocería aspectos como la presencia de óxidos, perforaciones o desperfectos; la existencia de aristas vivas o cortantes; anclajes de portacontenedores inexistentes o deteriorados; fijación del paragolpes defectuosa; o entradas de humos al espacio de los ocupantes.

Ortega ha destacado que "resulta realmente complicado" establecer criterios objetivos de medición para aspectos como, por ejemplo, la corrosión. Por eso, aconseja prevenir y solucionar en un taller de confianza los pequeños problemas de chapa y pintura que surjan en el coche y no dejar que se acumulen, ya que provocarán "incidencias aún más graves".

Ir al suplemento On The Road

Etiquetas
Comentarios