Despliega el menú
Motor
Suscríbete

Infiniti Q50: Una berlina de alta gama, atlética y ecológica

Elegancia, dinamismo, porte atlético, y unos consumos muy ajustados considerando sus 364 CV de potencia.

El diseño del Q50 enfatiza la sensación de potencia, gracias a la robustez de su carrocería y el uso de líneas muy arqueadas.
Infiniti Q50: Una berlina de alta gama, atlética y ecológica
Infiniti

Ante las restricciones europeas sobre niveles de emisiones, que afectarán en breve a todos los motores de combustión interna, y el cada vez más negro panorama de las mecánicas diésel, todos los fabricantes están reorientando su gama hacia el lado más ecológico. En el caso de Infiniti, la marca aspira a tener electrificada su gama a partir de 2021, momento en el que ofrecerá una combinación de vehículos eléctricos puros y de autonomía extendida. Estos últimos tendrán propulsión eléctrica, pero sus baterías se recargarán por medio de un pequeño motor de gasolina.

Mientras llega ese momento, su berlina Q50 en formato híbrido supone la conjunción de potencia y deportividad, con bajos niveles de emisiones. Tras el capó esconde un motor V6 de 3,5 litros de cilindrada, capaz de erogar 306 CV y un par máximo de 350 Nm, combinado con un motor eléctrico de 68 CV. La potencia del conjunto asciende a 364 CV, capaces de convertir al Q50 en una berlina de prestaciones deportivas –alcanza los 100 km/h en algo más de 5 segundos–, pero con un consumo medio de combustible de solo 6,2 l/100Km. Disponible en versiones de dos y cuatro ruedas motrices, en ambos casos se ha recurrido a un cambio automático de doble embrague de 7 relaciones, de funcionamiento suave, rápido y preciso.

Novedades en diseño

El nuevo Q50 incluye la nueva parrilla de arco característica de la marca, así como nuevas ópticas delanteras y traseras de tipo LED. Los acabados deportivos, Sport y Sport Tech, lucen ahora un paragolpes más angular, con entradas de aire más anchas y bajas, y un alerón más prominente. En la trasera, los cambios se ciñen al tubo de escape de doble salida, y al difusor trasero. En conjunto, conserva la fluidez de líneas, capaz de dar sensación de potencia, y a la par aligerar las proporciones de un modelo, que no olvidemos, ronda los 4,8 metros de longitud.

En su interior se ha cuidado aún más el aspecto de algunos materiales, como el revestimiento del salpicadero o la palanca de cambios, y se han rediseñado elementos como el volante, mejorando aún más el nivel de calidad percibida.

En carretera se muestra muy enérgico, pero con un nivel de confort excelente. Al margen de poder configurar el vehículo al estilo de conducción, en el Q50 puede personalizarse la respuesta de la dirección, seleccionando el modo de conducción y la velocidad de actuación de la misma.

A todo ello se añade un equipamiento verdaderamente completo por un precio muy competitivo. Desde 37.100 euros descuentos incluidos.

Volver al suplemento 'On the road'.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión