Despliega el menú
Motor

Hyundai i10, un chico de ciudad aún más europeo y versátil

El fabricante coreano ha realizado un lavado de cara a su modelo más pequeño dotándolo de nueva tecnología y un cuidado diseño que avanza cuáles serán las líneas a seguir de sus próximos vehículos.

El Hyundai i10 destaca por su cuidado y moderno diseño.
Hyundai i10, un chico de ciudad aún más europeo y versátil
Hyundai

Diseñado en su centro técnico de Rüsselsheim, Alemania, y fabricado en su planta turca de Assan, aunque su emblema es asiático, presume de ser netamente europeo. No en vano, nace enfocado especialmente hacia este mercado. Hyundai ya tiene disponible en sus concesionarios el nuevo i10. La segunda generación del modelo más pequeño de su gama ha llegado a los tres años de vida y, como ya viene siendo habitual en el sector, ha experimentado una actualización que además sirve para apuntar las líneas en cuanto al aspecto que presentarán los futuros vehículos del fabricante coreano.

A pesar de pertenecer a un segmento, el A, que en España ha experimentado un pequeño retroceso en cuanto a ventas, Hyundai se ha propuesto dar salida el próximo año en España a más de 3.000 unidades del i10. En 2016, de su antecesor ha vendido 2.791 y desde su primer utilitario pequeño, el Atos, nacido en 1999, ha conseguido matricular en todo el continente 1.120.000 vehículos de este tipo.

Según los informes que maneja Hyundai, el diseño es el principal atractivo que encuentran los compradores europeos para decantarse por sus modelos. Por ello, en su nueva propuesta éste ha sido uno de sus puntos fuertes. Especialmente se deja notar en su frontal con su nueva parrilla en cascada que se convertirá a partir de ahora en una de las señas de identidad de la marca. También son novedad las luces diurnas LED redondas. En el lateral, el pilar B es negro y en la trasera también ha evolucionado el paragolpes.

Mide 3,66 metros de largo y la distancia entre los ejes es de 2,38 metros, lo que le permite estar homologado para cinco plazas. De hecho, su espacio interior resulta muy amplio con una distancia hasta el techo que refuerza esta sensación y su maletero tiene una capacidad de 252 litros.

Los acabados han sido cuidados y le otorgan un aspecto de gama superior con la posibilidad de combinar varios colores. Entre su equipamiento aparecen los detectores de cambio de carril y colisión frontal, y el asistente de arranque en pendiente y el de aparcamiento, además de una pantalla de 7” compatible con Apple Carplay y Android Auto. En cuanto a la motorización, tiene dos opciones en gasolina, una de 66 CV y otra de 87 CV que ofrece la opción de cambio automático.

HERALDO pudo probarlo en un recorrido por las calles de Madrid. El i10 destacó por su agilidad y suavidad en la conducción, además de por su bajo nivel de ruido.

Presenta tres niveles de acabados, Klass, el más básico, Tecno y Style, y un precio de salida de 12.315 euros, que con diferentes descuentos se puede rebajar en hasta 3.500 euros.

Volver al suplemento de motor. 

Etiquetas
Comentarios