Despliega el menú
Motor
Suscríbete

El rugir español del coche eléctrico

Una empresa andaluza y otra navarra trabajan juntas para tener listo en 2016 el primer coche, que tendrá una autonomía de unos 300 kilómetros.

Prototipo con el que trabaja el proyecto nacido entre Jofemar y Retrofactory.
El rugir español del coche eléctrico
Velantur

El rugido en España del motor de los coches eléctricos es aún tímido. Apenas alcanza un exótico rumor. Los automóviles que apuestan por el enchufe como única forma de propulsión son aún un puñado de islotes inconexos, incapaces de articular un archipiélago visible.

En 2014, el mercado nacional de estos vehículos superó a duras penas el millar de ventas. Además, según datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), la cuota de motores híbridos a principio de este curso rozaba un exiguo 1,5% del parque automovilístico. Sin embargo, estas cifras, que dan fe del enorme camino por recorrer para esta tecnología aún en estado embrionario, no han sido óbice para que una de las grandes referencias de esta industria a nivel mundial haya puesto un pie en suelo español.

Tesla, el fabricante estadounidense especializado en deportivos eléctricos conectados, ha instalado en Cataluña sus primeros supercargadores. Se trata de estaciones destinadas a que sus vehículos puedan llenar sus depósitos. Quién piense que el repostaje es tan sencillo como en un gasolinera, está equivocado. Y es que la recarga completa puede conllevar hasta unos 75 minutos. Eso sí, el uso de estos supercargadores, que cuentan con una capacidad de 120 kw, es completamente gratuito para los propietarios de uno de los modelos de Tesla.

El primero de los puntos de carga que se puso en funcionamiento fue el de un hotel Ibis en Gerona, a principios de julio. El segundo, que está disponible desde hace unas semanas, se encuentra en La Boella, otro establecimiento hotelero de Tarragona. Esto supone para muchos una declaración de intenciones por parte de Ellon Musk, el multimillonario que también ha dado forma a otras innovadoras empresas como Space X o Hyperloop.

De venta fuera de España

Aunque hay maneras de hacerse con ellos, estos automóviles no se venden oficialmente en España y algunos ya esperan la apertura de uno de sus locales de venta. No en vano cabe recordar que Telefónica y la empresa californiana suscribieron en el Mobile World Congress de 2014 un acuerdo para proveer de conexión a internet en Europa a estos vehículos.

A pesar de que su aterrizaje sería un empujón al sector, que nadie se imagine las principales calles españolas infestadas de estos automóviles ya que está dirigido a un público selecto. Su precio medio roza los 70.000 euros.

Diseño nacional

De momento, entre los modelos más vendidos se encuentran algunos de Nissan, BWM o Renault. Una escasa oferta a la que próximamente se podría unir un nuevo coche eléctrico con denominación de origen 100% española: Velántur. Se trata de un proyecto nacido de la unión de la firma navarra Jofemar y la andaluza Retrofactory y que, si todo marcha sobre lo previsto, a finales de 2016 ya estaría en el mercado.

El cuartel general de esta iniciativa se ha instalado en una antigua factoría de Linares. Allí ya se han comenzado a hacer las primeras fases del proyecto con el fin de que en los próximos 18 meses pueda estar todo listo. Según explican algunos de los responsables, la idea inicial es que el primero de estos automóviles que llegue al mercado sea una versión de cuatro plazas con tres puertas y una longitud un poco superior a los cuatro metros. La autonomía del automóvil sería de unos 300 kilómetros y prometen pasar de cero a 100 kilómetros por hora en menos de ocho segundos.

La carga de las baterías, se podría realizar bien con un equipo rápido –que reduciría el proceso hasta los 30 minutos– o bien con otro tipo de cargador menos eficiente concebido para el garaje de casa o la oficina. Entre otros complementos, el interior contaría con pantallas de información conectadas a la red. Afirman que el precio, aunque no está definido, rondará los 60.000 euros. Y la venta de los mismos se pretende llevar a cabo en una red de concesionarios propios, ya que pretenden ofrecer al cliente la posibilidad de ultrapersonalizar sus modelos o la comercialización de ediciones exclusivas.

Aspecto deportivo, pantallas digitales, el precio... las comparativas del proyecto de Velantur Cars con Tesla son inevitables. Desde la ‘join venture’ de Jofemar y Retrofactory sostienen que su objetivo inicial es dedicar sus dos primeros años al mercado nacional "para atacar posteriormente" las plazas internacionales. La meta, es el de que 4.000 de estos coches estén rodando por el asfalto en 2022. Sea como sea, el éxito de Velántur así como de los coches eléctricos en general depende de que se solucione, entre otros interrogantes, el de los puntos de recarga de la batería. En Madrid, a día de hoy, se cuentan con cerca de 100, algo menos que en Barcelona, donde existen hasta 150. En este sentido, el Gobierno ya ha puesto en marcha un plan de ayudas para fomentar estas zonas de ‘repostaje’ subvencionando con 1.000 euros la instalación de los mismos.

Volver al suplemento de motor. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión