Despliega el menú
Motor
Suscríbete

Audi Q3, mejoras de lujo

Para conseguir mayor notoriedad ‘premium’ en el Q3, Audi ha hecho un lavado de cara en el exterior de este SUV compacto y ha realizado actualizaciones en su equipamiento. Algunas soluciones tecnológicas se han modificado, a la vez que se ha intervenido sobre los motores TFSI y TDI disponibles.

Audi Q3, mejoras de lujo
Audi Q3, mejoras de lujo
Audi

En febrero de 2015 comenzarán a entregarse las primeras unidades del nuevo Audi Q3, que modifica parcialmente su estética exterior y los equipamientos, a la vez que se incorporan algunas novedades técnicas, que afectan también a los motores.

El carácter ‘premium’ del nuevo Q3 es evidente a simple vista. Los diseñadores de Audi han refinado más todavía el trazado de líneas de estilo cupé con el característico portón del maletero envolvente que ya tenía. Las líneas horizontales dominantes realzan, en el frontal y en la zaga, el efecto de anchura y aportan mayor expresividad. La parrilla Singleframe tridimensional es el elemento más característico del frontal.

Nuevas en el Q3 son las ediciones Design y Sport, con sus soluciones de alta gama y los paquetes existentes: deportivo S Line, el exterior con la misma denominación y el de diseño Audi Exclusive, tanto interior como exterior.

En cuanto a los faros de nueva firma, la tecnología xenón plus con luz diurna de ledes se equipa ahora de serie. A petición del cliente, la marca de los cuatro aros ofrece ópticas con esta tecnología caracterizadas por su intensidad luminosa y eficiencia energética. Junto con ellas se equipan los intermitentes dinámicos de led en los grupos traseros, también con un nuevo diseño. La señal luminosa de estos se forma en apenas dos décimas de segundo, desde el interior hacia el exterior, en la dirección en la que se va a girar.

En la versión básica, el nuevo Audi Q3 pesa en vacío 1.385 kilogramos. Las dimensiones de este SUV compacto han permanecido prácticamente inalteradas. Mide 4,39 metros de largo, 1,83 de ancho y 1,59 de alto, mientras que la batalla sigue siendo de 2,60.

El maletero, que en estado normal ofrece 460 litros de volumen, puede ampliarse hasta los 1.365, si se abate el respaldo trasero dividido. Las barras longitudinales del techo y la cubierta del maletero extraíble también pertenecen al equipamiento de serie. Son muchas las opciones que hacen más versátil este coche, entre los que destacan el paquete para la zona de portamaletas o una apertura para el portón trasero de accionamiento eléctrico.

Por dentro

El lenguaje de formas del exterior se hace eco en el habitáculo, que aporta sitio para cinco plazas. Su calidad de acabado también corrobora su reivindicación de fabricante ‘premium’. El Wrap-around, un elemento procedente de las grandes series de Audi, se extiende en forma de arco de una puerta delantera a la otra, pasando por debajo del parabrisas. La ancha consola central es de corte asimétrico y está orientada hacia el conductor.

Los asientos delanteros incorporan, de serie, regulación de la altura. A petición del cliente, Audi los complementa con apoyo lumbar eléctrico, calefacción y regulación eléctrica. Los deportivos (de serie en la edición Sport y en el paquete de diseño Audi Exclusive) incorporan cojines de asiento con regulación longitudinal y de la inclinación.

Son muchos los volantes disponibles en función de la línea de equipamiento y del paquete de diseño: con tres o cuatro radios, con diferentes tapizados y costuras contrastadas, con teclas multifuncionales o con levas de cambio. Los grandes instrumentos detrás del volante permiten una lectura rápida de la información.

Motores

La oferta de propulsores está compuesta por tres TFSI y dos TDI Clean Diésel, todos ellos de cuatro cilindros. Abarcan de 1,4 a 2.0 litros, mientras que sus potencias van de 150 a 220 cv. Todos son de inyección directa turbo. El total de las variantes incorporan, de serie, el sistema de arranque y parada automática, que desactiva el motor, incluso antes de que se haya detenido por completo.

En comparación con el modelo anterior, las prestaciones son aún mejores y las emisiones de CO2 se han reducido en hasta un 17%. El 1.4 TFSI COD porta la insignia Ultra, como muestra de su eficiencia. Los modelos Audi catalogados con esa denominación alcanzan valores récord, en consumo y emisiones, gracias a su sofisticación tecnológica.

En gasolina, tres propuestas

El 1.4 TFSI Ultra, con una cilindrada de 1.395 cc, rinde 150 cv de potencia y 250 Nm de par motor, disponibles entre 1.500 y 3.500 rpm. Va con cambio manual.

El 2.0 TFSI está disponible en dos variantes. Ya en la versión menos potente alcanza 180 cv y 320 Nm, estos últimos disponibles entre 1.400 y 3.900 rpm. La versión de máxima potencia llega a 220 cv y 350 Nm de par motor, aunque de momento no hay precio para España. La transmisión se realiza a través de un S Tronic de siete velocidades y la tracción integral permanente Quattro. Más adelante, llegará el RS Q3 2.5 TFSI, de 340 cv.

Dos diésel de altas miras

El 2.0 TDI Clean Diésel, de 150 cv y 340 Nm (de 1.750 a 2.800 rpm), puede ser Quattro (manual o S Tronic de siete velocidades) o 4x2 (manual).

El otro 2.0 TDI alcanza 184 cv. Su par motor de 380 Nm está disponible de forma permanente entre 1.800 y 3.250 rpm. Audi ofrece también en este caso dos combinaciones de transmisión Quattro: con cambio manual o con S Tronic de siete marchas.

Audi drive select

El sistema de dinámica de conducción Audi Drive Select (de serie en las líneas Design y Sport) permite al conductor seleccionar entre los modos Comfort, Auto, Dynamic y Efficiency, pulsando un botón.

Este mecanismo interviene en el pedal del acelerador y en la dirección asistida. También incluye en su gestión otros equipamientos opcionales, como el cambio S Tronic o el tren de rodaje con regulación automática de la amortiguación.

Equipamiento

El equipamiento de serie del nuevo Audi Q3 es muy abundante. Como complemento, se ofrecen elementos que proceden directamente del segmento de lujo, como el paquete de iluminación interior de led y los asientos delanteros con regulación eléctrica.

En el ámbito de los sistemas de asistencia al conductor, el servofreno para colisiones sucesivas se equipa de serie. Con carácter opcional, el cliente puede solicitar otros complementos de ayuda. Es el caso del Audi Side Assist, gracias al cual se enciende un indicador de led amarillo en la carcasa del retrovisor exterior, cuando se detecta otro vehículo en el ángulo muerto o aproximándose rápidamente por detrás. El Audi Active Lane Assist, por su parte, utiliza cámaras de vídeo que reconocen las líneas de la calzada.

Mediante ligeras intervenciones en la dirección, ayuda al conductor a regresar a su carril, en el caso de que se aproxime demasiado a una de las líneas sin haber accionado previamente el intermitente. El sistema de reconocimiento de señales de tráfico, basado en cámara, muestra mediante gráficos en la pantalla los límites de velocidad.

En el ámbito del infoentretenimiento, Audi ofrece el MMI Navigation Plus, como equipamiento de alta tecnología. Como complemento se ha concebido el módulo Audi Connect, con teléfono de automóvil incluido, que conecta el coche con Internet. Los acompañantes pueden utilizar sus teléfonos móviles y tabletas para navegar por la red y acceder a su correo electrónico a través del punto de acceso inalámbrico WLAN integrado. El conductor, por su parte, puede disfrutar de los servicios

personalizados de Audi Connect a bordo. Entre ellos se encuentran la radio web Audi Music Stream, la información de tráfico Audi Online y la navegación con Google Earth y Google Street View.

Volver al suplemento de motor.

Etiquetas