Motor

Toyota Mirai, solo emite vapor

Cada día surgen nuevas propuestas de coches que se mueven gracias a una pila de combustible que se alimenta de hidrógeno y aire para generar electricidad. Mirai es el nombre del nuevo vehículo de este tipo de Toyota y mañana sale a la venta en Japón. Para adquirirlo aquí, habrá que ser pacientes: hasta 2017.

Toyota Mirai, solo emite vapor
Toyota

Mañana se pone a la venta en Japón el Toyota Mirai (que significa "futuro", si se traduce al castellano), un vehículo de pila de combustible, que a Europa llegará en septiembre de 2015, de momento a Reino Unido, Alemania, y Dinamarca. Para comprarlo en España habrá que esperar hasta 2017, entre otras cosas porque la red de suministro de hidrógeno, con el que se alimenta, es todavía mínima. El fabricante nipón prevé un volumen anual de ventas de entre 50 y 100 vehículos al año, en 2015 y 2016. El precio, en Alemania, se estima que rondará los 66.000 euros más IVA. La autonomía anunciada es de 483 km y la aceleración de 0 a 100, de 9,6 segundos.

El Toyota Mirai incorpora el TFCS, una fusión de la tecnología de pila de combustible con la híbrida. El sistema alcanza una mayor eficiencia energética que la de los motores de combustión interna, un rendimiento medioambiental superior, sin emisiones de CO2 ni contaminantes (durante la conducción) y una una autonomía del mismo nivel que los vehículos con motor de gasolina, así como un tiempo de repostaje de unos tres minutos. El sistema emplea componentes desarrollados por Toyota, como el FC Stack, el convertidor de voltaje FC y depósitos de hidrógeno a alta presión.

En cuanto al diseño, se ha aplicado una nueva técnica en el frontal, para enfatizar las parrillas izquierda y derecha, que dejan pasar aire para el suministro de oxígeno y para la refrigeración del sistema de pila de combustible. Los faros delanteros transmiten una sensación de tecnología avanzada y lujo sofisticado a través de un diseño novedoso que presenta un perfil ultrafino, con una disposición en línea de cuatro luces de tipo led, además de unos disipadores visibles y otros dispositivos ópticos. Los intermitentes delanteros y las luces de posición están separados de los faros, lo que contribuye a crear un perfil de ópticas ultrafinas que, al mismo tiempo, se fusionan con las parrillas laterales.

El perfil lateral (mide 4,89 metros de longitud) evoca la forma de una gota de agua, según sus creadores, para expresar el rasgo característico del vehículo: absorber aire y emitir vapor de agua a la atmósfera. Los raíles del techo y el capó parecen separarse de la carrocería, lo que transmite una sensación futurista, mientras que el peso de las llantas de aleación de 17” que luce se ha reducido, con un moderno proceso de grabado.

La parte trasera del coche presenta un perfil atrevido, con una forma trapezoidal que se extiende desde el embellecedor de la matrícula hasta la parte inferior de los extremos del paragolpes y hacia fuera, hacia las ruedas, mientras que la parte superior del paragolpes resalta la amplitud y da imagen de estabilidad. También crea una impresión ágil y nítida del aire que pasa a través del paragolpes y por debajo del mismo. La carrocería está disponible en seis colores distintos.

El habitáculo muestra muchos acolchados e indicadores que parecer volar sobre la consola. El confort se ha cuidado mucho, así como la combinación de colores.

Diferente

Según los ingenieros de Toyota, este vehículo utiliza un sistema de pila de combustible diferente al empleado por el resto de fabricantes ya que, entre otras cosas, para su funcionamiento no es necesario que el coche lleve incorporado un humidificador.

Motor

El sistema alcanza una potencia máxima de 155 cv. La eficiencia de generación eléctrica ha mejorado, gracias al uso de canales de flujo de malla fina 3D4, una innovación a escala mundial que asegura la generación uniforme de electricidad en la superficie de las celdas de la pila de combustible. Esto da lugar a un tamaño compacto y un alto rendimiento, así como una densidad energética de primera clase: 3,1 kW/litro. Son 2,2 veces más que el modelo anterior, el Toyota FCHV-ADV.

La cantidad de agua en las membranas del electrolito de la pila de combustible afecta de forma importante a la eficiencia de la generación eléctrica. El control de la cantidad de líquido se lleva a cabo mediante un sistema de circulación interna que hace mover el agua creada al generar electricidad, lo que implica que el Toyota FC Stack es un sistema único en el mundo, ya que, a diferencia de los empleados en todos los demás vehículos de pila de combustible anteriores de Toyota, no se requiere el uso de un humidificador.

Convertidor de voltaje FC

Se ha desarrollado un nuevo y compacto convertidor de alta eficiencia y gran capacidad, para aumentar la potencia generada

por el sistema, hasta los 650 voltios. El mayor voltaje ha permitido reducir las dimensiones del motor eléctrico y el número de celdas del FC Stack, lo que ha dado lugar a una pila de combustible más pequeña y con mayor rendimiento, lo que implica unos costes menos elevados.

Almacenamiento de hidrógeno

Se emplean depósitos con estructura de tres capas hechas de plástico reforzado con fibra de carbono y otros materiales para almacenar hidrógeno a una presión muy elevada: 70 MPa, es decir, unos 700 bares. En comparación con los depósitos de hidrógeno a alta presión utilizados en el Toyota FCHV-ADV, el almacenamiento se ha incrementado aproximadamente en un 20 %, mientras que tanto el peso como el tamaño se han reducido, hasta suponer tan solo un 5,7% de la tara del coche.

Seguridad

El Mirai se ha diseñado pensando, ante todo, en la seguridad, partiendo de la premisa básica de garantizar que no haya pérdidas de hidrógeno y, en el improbable caso de que se produzcan, asegurar la detección y detención inmediata de las mismas y evitar que se acumule en la carrocería del vehículo. De hecho, los depósitos de hidrógeno y otros componentes relacionados con él están fuera del habitáculo.

Como no podía ser de otra manera, un vehículo de estas características dispone de una completa gama de equipamiento de seguridad avanzada de serie, como el sistema de precolisión, el aviso de cambio involuntario de carril o los controles de arranque y ángulo muerto.

El sistema de precolisión, con radar de ondas milimétricas, ayuda a evitar colisiones o a reducir los daños, en caso de que se produzcan, mediante alertas y el control de los frenos si se detecta una alta probabilidad de impacto.

Por su parte, el aviso de cambio involuntario de carril utiliza una cámara para detectar las líneas del mismo y avisa al conductor, si el automóvil está a punto de salirse de él.

Otro elemento de seguridad y confort es el control de arranque y conducción, que limita las salidas bruscas o la aceleración repentina al accionar el cambio de marchas.

Por último, el control de ángulo muerto utiliza un rádar para detectar los vehículos de los carriles adyacentes y ayuda a confirmar lo que se ve en los retrovisores, antes de cambiar de carril.

En cuanto a comodidad, los asientos delanteros se ajustan a la forma del cuerpo y lo sujetan gracias a un proceso de producción de espuma integrada en los estos y de sus fundas. Se montan de serie asientos eléctricos para el conductor y el pasajero delantero, regulables en ocho direcciones, para conseguir una posición óptima, y con una función de apoyo lumbar. Son calefactados, al igual que el volante.

Se ofrece un climatizador con control independiente de la temperatura izquierda y derecha y tecnología de purificación del aire (Nanoe), para llenar el habitáculo de aire fresco.

El grupo central de indicadores, incluye un velocímetro y una pantalla TFT, de alta definición y 4,2 pulgadas.

Volver a Suplemento de motor.

Etiquetas