Despliega el menú
Motor
Suscríbete

OPEL INSIGNIA

Más brío, menos consumo

El Opel Insignia afronta la nueva temporada con mejoras en los motores y en el equipamiento de seguridad, como las nuevas funciones de la cámara de visión Opel Eye.

El 75% de los vehículos que comprará la farmacéutica Ferrer serán Opel Insignia
Más brío, menos consumo
OPEL

Desde que fue presentado, el Opel Insignia ha logrado más de 50 premios nacionales e internacionales, incluyendo el prestigioso Car of the Year (Coche del Año). Los clientes han confirmado este gran éxito con una gran demanda (hasta la fecha se han vendido más de 400.000 unidades del buque insignia de la marca). Con nuevos motores y avanzadas tecnologías, el Insignia está preparado para continuar su éxito con la gama preparada para 2012.

Y precisamente los motores son lo más destacado para esta nueva etapa. En combinación con una caja de cambios manual de seis velocidades, el nuevo motor 1.4 Turbo Ecoflex de gasolina es una referencia de consumo en el segmento medio. Este eficiente grupo de cilindrada optimizada entrega 140 cv y reemplaza a la anterior versión atmosférica de 1,8 litros e igual potencia. El equipamiento de serie con este propulsor incluye tecnología Start/Stop, dirección asistida eléctrica, carenado de los bajos del coche y neumáticos de baja resistencia a la rodadura para reducir la fricción.

Gracias a todas estas medidas, el nuevo motor 1.4 Turbo necesita solamente 5,7 l/100 km, dos litros menos que su antecesor, mientras que las emisiones de CO2 se rebajan en 45 gramos, hasta los 134 g/km (en ambos casos una reducción de más del 25%). Pese a la menor cilindrada, el par motor entregado se incrementa en cerca del 15%, hasta 200 Nm.

Las mejoras en los desarrollos de transmisión aseguran que el incremento en eficiencia vaya acompañado de una perceptible mejora en la agilidad. Con este motor, el Insignia puede acelerar de 0 a 100 km/h en 10,9 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 205 km/h. La versión Sports Tourer (familiar) logra también unas buenas cifras en el segmento de los ‘station wagon’, con un consumo de 5,9 l/100 km y emisiones de 139 g/km de CO2.

Por su parte, el nuevo 2.0 Turbo 4x4 con motor de gasolina de inyección directa ofrece 30 cv más de potencia y la avanzada tracción integral adaptativa. Para lograrlo, los ingenieros de Opel han incrementado la presión de soplado del turbocompresor, optimizado la inyección de combustible y reducido las pérdidas de flujo en el sistema de admisión y de escape.

Construido completamente en aluminio, el motor 2.0 Turbo tiene una amplia gama de elementos de alta tecnología, entre los que se incluyen el turbocompresor de doble flujo con refrigeración del aire de admisión, dos árboles de levas con distribución variable y dos ejes de equilibrado. El motor entrega 250 cv y un par máximo de 400 Nm (anteriormente se quedaba en 350 Nm).

Las prestaciones son igualmente impresionantes. El motor de dos litros turbo permite acelerar de 0 a 100 km/h en 7,5 segundos y alcanza una velocidad máxima de 250 km/h. Con el sistema Start/Stop opcional y los neumáticos de baja resistencia a la rodadura, ha sido posible reducir el consumo y las emisiones de CO2 hasta los 8,4 l/100 km y 197 g/km, respectivamente (sin Start/Stop: 8,5 l/100 km y 199 g/km de CO2). El 2.0 Turbo de tracción delantera sigue ofreciendo 220 cv.

Además de estos motores, el Insignia se sigue ofreciendo con la tecnología diésel de conducto común a través de sus motores CDTI, que ofrecen bajos consumos y alto rendimiento.

Etiquetas