Despliega el menú
Motor
Suscríbete

COMPARATIVA

El lujo generalista

Seat Exeo y Suzuki Kizashi: dos berlinas de lujo de marcas generalistas, pero con equipamientos muy elevados, interiores confortables y de calidad, con motores potentes, a precios no muy elevados.

Suzuki Kizashi
El lujo generalista

La diferencia de precio entre un Exeo y un Kizashi con la motorización de gasolina de 160 cv, para el primero de ellos, y la única existente en el segundo, la de 178 cv, es de unos 6.000 euros más para el japonés. Este ‘pequeño’ detalle hay que analizarlo con detenimiento, ya que, aparte de los 18 cv más de potencia que ofrece, también cuenta con elementos en su interior que finalmente justifican ese precio más elevado.

Si se comparan los equipamientos, se ve que en el Kizashi solamente existe uno, el denominado Sport. El Exeo cuenta con tres (Reference, Style y Sport). Para la comparativa se ha elegido el tercero, el más elevado de ellos.

Los dos cuentan con numerosos elementos de serie y el Suzuki incluso con más que el Seat. Para justificar esa diferencia de 6.000 euros, se pueden analizar varios elementos que el Kizashi lleva de serie, mientras que en el Exeo o son opcionales o ni siquiera los ofrece. Como ejemplo: la tapicería es de piel en el japonés, mientras que en el español es un opcional que cuesta 1.205,64 euros. Lo mismo ocurre con el techo solar, que cuesta 773,61 euros en el Seat; o los asientos con regulación eléctrica, memoria y calefacción en el Kizashi, que en el Exeo es un opcional al precio de 1.205,64 euros. El japonés también ofrece de serie el sistema denominado City Safety, control de estabilidad, antivuelco, acceso y arranque sin llave con botón de arranque y freno de mano eléctrico. En el Seat ni se contempla.

Algo que gusta más del Exeo es que su rueda de repuesto es de tamaño normal, mientras que en el Suzuki es de emergencia. Además, el primero de ellos cuenta con siete airbags y el segundo solo con seis.

Observando todo esto, la diferencia de precio del Kizashi se justifica por la mayor cantidad de equipamiento que ofrece, por lo que ambos vehículos cuestan, al final, más o menos lo mismo. Otro dato que los diferencia es que mientras el Seat ofrece una amplia gama de equipamientos y motores (3 de gasolina y 3 diésel), el Suzuki solo un propulsor y un acabado.

Si lo que se compara es la estética, el japonés presenta unas líneas más elegantes y con la prestancia de un vehículo de alto nivel. El Exeo tiene un aspecto de vehículo algo más antiguo. De hecho, está basado en el Audi A4 de la anterior generación, el de 2005.

En el último ‘face lift’ que Seat realizó al Exeo, mejoraron algo que realmente necesitaba: más espacio para las piernas de los ocupantes de las plazas traseras, ampliándolo en 4 centímetros. Aún así, el del Kizashi es todavía mayor, comparado incluso con el de un Škoda Superb, que cuenta con la cota más elevada entre las berlinas del segmento D. Si en el Exeo la longitud para las piernas es de 68 cm, en el Kizashi es de 80 cm y de 82 cm en el Superb.

En medidas exteriores destaca el Suzuki. El Exeo solo es mayor en longitud total por 1 centímetro: 4,66 metros frente a los 4,65 del Kizashi. El Suzuki por el contrario es 5 cm mayor en anchura (1,82 m), 4 en altura (1,47 m) y 6 en batalla (2,70 m).

La capacidad del maletero es casi idéntica. En los dos es fácil introducir objetos por la anchura de la boca y también por el amplio tamaño de la puerta.

Mecánicamente hablando, el Kizashi tiene poco donde elegir, ya que solo cuenta con un motor de gasolina de 2,4 litros y una potencia de 178 cv. El Exeo, por el contrario, cuenta con una gama mucho más amplia. El más similar al de 178 cv del Suzuki es el 1.8 TSI de 160; y hay uno superior: 2.0, de 210 cv. Los dos llevan asociado un cambio manual de 6 velocidades muy agradable en su tacto. El puesto de conducción, preferible el del Seat, ya que los asientos son más cómodos y recogen mejor el cuerpo.

Etiquetas