Aragón
Suscríbete

La irrupción de animales provocó 144 accidentes en el primer trimestre

Se mantiene como la principal causa de siniestralidad en Soria con el 60% de los casos.

Salida de vía por la irrupción de un ciervo junto a la capital en un siniestro producido en enero.
Salida de vía por la irrupción de un ciervo junto a la capital en un siniestro producido en enero.
Luis Ángel Tejedor

Hay cosas que en Soria no mejoran pese a que su cambio redundaría en importantes beneficios para los ciudadanos. Y una de ellas es la que hace referencia a la siniestralidad vial por animales, circunstancia que en vez de corregirse empeora con el paso del tiempo. Los animales siguen siendo la causa principal de tener un accidente en las carreteras de la provincia. Si no fuera por esta razón, los percances descenderían nada menos que un 60% y con ello, evidentemente, la peligrosidad a la hora de conducir. La irrupción en la calzada de una especie doméstica o silvestre está detrás de seis de cada diez accidentes, según los datos registrados por la Jefatura Provincial de Tráfico y difundidos por la Subdelegación del Gobierno.

Durante el primer trimestre del año se produjeron 242 accidentes, de los que 144 estuvieron motivados por un animal. Y de ellos, 132 de tipo silvestre entre los que destaca nuevamente el corzo y otra vez en aumento. Sólo este animal está detrás del 40% de los accidentes de tráfico. Protagonizó 94 sucesos, frente a los 18 del ciervo, 14 del jabalí y seis del zorro. Mientras los correspondientes al corzo y al jabalí han descendido de 26 a 18 y de 16 a 14 con respecto al mismo periodo del año anterior, los relativos a las otras dos especies crecen. No obstante, el del zorro, por su incidencia, es menos significativo al pasar de tres a seis. Los del corzo han aumentado de 85 a 94.

La Subdelegación reconoce como excesivo el elevado porcentaje que representan los animales entre los siniestros. De hecho recuerda que entre enero y marzo de 2014 se registraron en Soria 229 accidentes, de los que 142 fueron provocados por animales. El 62%. En concreto sobre los de corzos, siguen aumentando y, apunta, se consolida como "el principal problema de nuestras carreteras".

En cuanto al total de accidentes, han aumentado ligeramente pero la cifra de heridos ha caído de forma destacada. En enero, febrero y marzo del pasado año se produjeron 227 siniestros en los que 55 personas sufrieron heridas. Y en 2015, los sucesos han aumentado hasta los 242, empujados por el incremento de los que respecta al corzo, en los que 39 humanos tuvieron que recibir asistencia médica.

Dejando a un lado los protagonizados por animales, la Subdelegación reitera que "sigue notándose que el conductor ha ganado en seguridad al volante". En 2015 el número de accidentes con heridos graves y fallecidos "está siguiendo la tónica" de los cuatro últimos años, en los que se ha conseguido reducir "considerablemente el número de víctimas". Hace una década, las muertes en las carreteras sorianas superaban de media las 25 cada año. "Hay que seguir trabajando para reducir estas cifras pero hay que reconocer que se conduce mejor y que se ha producido una importante disminución", exponen a este periódico fuentes de la administración del Estado.Concienciar

Según indican, se ha conseguido concienciar al conductor de que las imprudencias al volante cuestan vidas humanas. Y se ha hecho, aseguran, a través de campañas específicas de la Dirección General de Tráfico "que abundaban" en aquellos aspectos "que más se repetían" en los accidentes con víctimas como son la velocidad, los índices de alcoholemia al volante y el no llevar el cinturón de seguridad.

De igual modo, recuerdan que se ha reforzado y endurecido la legislación para que se cumplieran las principales normas. Entre las medidas, el incremento de la cuantía de las sanciones más graves o la tipificación como delito de determinadas conductas al volante, sobre todo el exceso de velocidad o los índices de alcoholemia. El permiso por puntos, implantado en julio de 2006, ha significado igualmente "una mayor observación por parte de los conductores de las normas de circulación", añaden.

Porque actualmente se cometen "muchas menos imprudencias al volante", lo que ayuda a que las cifras sean menos dramáticas que antes. Sin embargo, insiste la Subdelegación, todavía falta mucho terreno por recorrer: "Entre todos debemos conseguir que sean muchos menos los accidentes y muchas menos las víctimas".

Etiquetas