Despliega el menú
Internacional

HONDURAS

Zelaya inicia su periplo de regreso a Honduras al fracasar la negociacion con los golpistas

Manuel Zelaya
Zelaya inicia su periplo de regreso a Honduras al fracasar la negociacion con los golpistas
REUTERS

El presidente depuesto, Manuel Zelaya, anunció el regreso a su país por vía terrestre, sin armas, junto a su familia y periodistas de diversos medios, una vez fracasadas las negociaciones para un acuerdo que solucione la crisis política en Honduras.

Para Zelaya, destituido por un golpe cívico-militar el 28 de junio, la mediación del presidente de Costa Rica, Óscar Arias, "culminó definitivamente". La idea de un acuerdo "fracasó", dijo, por falta de voluntad política de "los golpistas". La delegación del gobierno interino de Roberto Micheletti rechazó la propuesta.

En una carrera contra reloj, el presidente de Costa Rica, que el domingo había solicitado 72 horas a las partes tras una frustrado intento de conciliación, lanzó una última iniciativa que no difiere, en lo sustancial, de la presentación rechazada por el gobierno de facto el último fin de semana en San José.

El proyecto de acuerdo quitó del punto uno la exigencia de la restitución de Zelaya, pero la mantuvo más abajo en el documento.

También conservó la propuesta de una amnistía, la renuncia de Zelaya a reformar la constitución, y la idea de crear una comisión que verifique el cumplimiento del acuerdo, añadiendo otra comisión para investigar la verdad de los hechos ocurridos en torno al golpe.

En su redacción, el proyecto contempla una mayor participación del Poder Judicial y el Poder Legislativo de Honduras en las decisiones. Pero no bastó. "Las partes han cedido en ciertos puntos, pero no en cosas fundamentales, siendo, claro, la más importante, el regreso de Zelaya", reconoció Arias. "No hay mucho más que discutir. Este es un acuerdo equilibrado", añadió el mandatario de Costa Rica.

El fracaso del intento de acuerdo fue una bofetada para la intervención de Estados Unidos en el conflicto. La secretaria de Estado, Hillary Clinton, fue la encargada de anunciar en Washington la idea de mediación por parte de Arias, y el domingo, cuando las gestiones naufragaron, llamó a Micheletti para hacerlo entrar en razón. Pero no hubo caso.

Intransigencias

La representante de Zelaya en las gestiones ante Arias, Rixi Moncada, explicó que su gobierno aceptó la mediación "para dar cumplimiento a la resolución de la Organización de Estados Americanos (OEA) que exige la restitución incondicional" del presidente. Pero ante la intransigencia de los golpistas, que se niegan a aceptar su retorno, solicitó que el Sistema de Integración de Centroamérica y el Consejo de Seguridad de la ONU "adopten las medidas necesarias para someter al régimen militar a sus resoluciones".

Arias pareció coincidir con la representante de Zelaya cuando dijo que "este gobierno (el de Micheletti) está haciendo mucho daño a Honduras". Y agregó: "Se han convertido en la Corea del Norte de América Latina, están completamente aislados".

Sin esperanzas de un arreglo diplomático, el presidente depuesto anunció el comienzo de su periplo de regreso a Honduras por vía terrestre, desde Nicaragua, aunque luego no se descartó un ingreso por Guatemala o El Salvador. Tampoco es seguro que llegue mañana, como había anunciado. Su asesor Alan Fajardo, declaró que "no hay fecha" para el regreso, que el momento dependerá de varias condiciones, entre ellas citó "la suficiente participación ciudadana" y "el elemento sorpresa".

En el traslado, del que participarán la esposa e hijos del mandatario, el presidente irá "sin armas, pacíficamente, para que en Honduras regrese la paz y la tranquilidad", aseguró. En tanto, el Frente Nacional de Resistencia al Golpe de Estado inició una huelga de 48 horas a la espera del presidente depuesto.

Etiquetas