Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

TAILANDIA

Un gran bazar ilegal de animales

El tráfico de ejemplares de especies amenazadas se surte en un mercado de Bangkok. Allí se pueden encontrar desde un cachorro de tigre a una pitón.

Varias tortugas de la India en un puesto de Chatuchak.
Un gran bazar ilegal de animales
G. R.-C./EFE

Desde un cachorro de tigre a serpientes pitón forman parte de la mercancía que transportan en sus maletas de viaje los traficantes que se surten de animales en peligro de extinción en el gran bazar de las especies de Bangkok.

«Tailandia, en particular Bangkok, es uno de los mayores centros de tráfico de animales en peligro de extinción porque se encuentra en un lugar estratégico entre Birmania, China, Indonesia y Malasia», dice el subdirector de la organización ecologista Traffic en Asia, Chris Shepherd.

Las organizaciones comprometidas con la conservación de la fauna denuncian desde hace unos años la venta de especies protegidas en el mayor mercado al aire libre de Tailandia, llamado Chatuchak y visitado durante los fines de semana por unas 200.000 personas, un tercio de ellas turistas.

Los cerca de 17.000 expositores y puestos de este enorme mercado con angostos pasillos ocupan un área de diez hectáreas de un barrio del norte de la capital que incluye el edificio del departamento de inspección, compuesto por decenas de agentes cuyo cometido se supone consiste en hacer cumplir la ley. A este bazar van quienes buscan gangas entre la ropa, calzado, artesanía típica, artículos de decoración, arte y comestibles, además de ejemplares de distintas razas de perro, gato, peces de acuario, pájaros exóticos o reptiles, desde raras tortugas a cobras o serpientes.

«¡Eh, no foto, no vídeo!», avisa un tendero con tono amenazante ante la puerta del negocio que expone varias tortugas marinas de un metro de ancho, iguanas y diferentes especies de aves que son originarias de otros países de Asia o de Latinoamérica.

A escasos metros del puesto, una señal recuerda al visitante que fumar se multa con 1.000 bat (unos 24 euros), una ordenanza que sí hacen cumplir los mismos inspectores que no parecen interesados en examinar la mercancía que está a la vista en los puestos dedicados a la venta de animales de especies raras.

En un informe realizado en 2007, Traffic documentó en Chatuchak un total de 688 ejemplares de 19 especies diferentes de tortugas, muchas de estas en peligro de extinción como la geochelone radiata o geochelone pardalis de Madagascar y África.

Etiquetas