Internacional
Suscríbete

ABUSO DE PODER

Un civil iraquí murió por la "violencia gratuita" de los soldados británicos

Baha Mousa, que en 36 horas sufrió 93 heridas, no tenía nada que ver con las armas encontradas.

Un civil iraquí falleció en 2003 en Basora (sur de Iraq) a causa de la "violencia gratuita" de soldados británicos que lo tenían bajo custodia y que cometieron una "falta grave de disciplina", según una investigación publicada ayer en Londres.

La mencionada investigación se centró en el caso de Baha Mousa, un recepcionista de 26 años detenido junto a otros nueve civiles iraquíes después de que soldados británicos hicieran una redada en un hotel de Basora tras hallar en el lugar rifles y pistolas.

Mousa, padre de dos hijos y quien no tenía nada que ver con las armas encontradas, sufrió 93 heridas mientras permaneció retenido por el Ejército británico durante un periodo de 36 horas entre el 14 y el 15 de septiembre de 2003.

El presidente de esta investigación, William Gage, consideró que hubo un "fracaso corporativo" en el Ministerio de Defensa por los métodos de interrogación utilizados en Iraq, si bien no llegó a concluir que hubiese en el Ejército un uso sistemático de la violencia. Por su parte, el ministro de Defensa, Liam Fox, calificó el caso de Mousa de "deplorable, escandaloso y vergonzoso", pero dijo que no hay que permitir que las "terribles acciones de unos pocos dañen la reputación de todos".

Etiquetas