Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

túnez

Carga contra los manifestantes que piden la disolución del partido de Ben Alí

Las fuerzas de seguridad lanzaron botes de humo y usaron cañones de agua contra los manifestantes y dispararon al aire para disolver la protesta, que recorría la popular avenida Habib Burguiba de la capital.

Después de días de violentas protestas, los tunecinos volvían ayer al mercado para poder comprar pan y otros alimentos.
Carga contra los manifestantes que piden la disolución del partido de Ben Alí
FETHI BELAID/AFP PHOTO

El Ejército y la Policía tunecina cargaron contra una manifestación de unas mil personas en el centro de Túnez que reclamaban la disolución de la Reagrupación Constitucional Democrática (RCD), el partido en el poder del presidente huido, Zine el Abidine Ben Alí.

El RCD es el partido omnipresente durante décadas en el país, que todavía ocupa todos los resortes del poder en la administración central, regional y local.

Los manifestantes gritaban consignas como "Abajo con el RCD" o "Fuera el partido de la dictadura" e intentaban dirigirse a la sede central de esta fuerza política situada cerca de la avenida Burguiba, pero no pudieron avanzar más que unos cientos de metros cuando las fuerzas de seguridad cargaron contra ellos.

El sindicato de la Unión General de Trabajadores Tunecinos (UGTT) llamó esta mañana a los ciudadanos a no participar en manifestaciones ante el peligro de que éstas fueran aprovechadas por los partidarios de Ben Alí para crear incidentes violentos y fomentar el caos.

Durante la pasada noche se siguieron escuchando tiros y ráfagas de ametralladora en varios barrios de la capital por los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y miembros de la Guardia Presidencial del antiguo presidente y milicias del RCD que intentan desestabilizar el país.

Habitantes de varios distritos indicaron a la televisión estatal haber visto a personas en vehículos todo terrenos negros, en motocicletas o incluso a pie disparando indiscriminadamente incluso contra los domicilios particulares con la única intención de sembrar el caos.

También se habla de la presencia de francotiradores en varias partes de la ciudad por lo que, especialmente durante el toque de queda nadie se atreve siquiera a asomarse a las ventanas.

Entretanto se espera con impaciencia el anuncio a las 15.00  (14.00 GMT) del nuevo Gobierno del país, en el que la radio estatal ha asegurado que estarán al menos todas las máximas figuras de los tres partidos de oposición legal. 

Etiquetas