Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

REVUELTA SOCIAL EN EL MAGREB

Túnez investiga a Ben Alí y a su familia política

Suiza bloquea los fondos bancarios y los inmuebles del depuesto presidente. El clan Trabelsi es especialmente odiado por los tunecinos, ya que le acusan de haberse apoderado de las riquezas del país.

Tunecinos participan en una protesta contra el partido en el poder RCD, ayer en Túnez.
Túnez investiga a Ben Alí y a su familia política
HAIKAL HMIMA/EFE

La Justicia de Túnez ha abierto una investigación judicial por "adquisición ilegal de bienes" y por "depósitos financieros ilícitos en el extranjero" contra el depuesto presidente del país, Zine el Abidine Ben Alí, y su familia política, anunció ayer la agencia oficial tunecina TAP. Según esta, la investigación se refiere a los delitos de "adquisición ilegal de bienes muebles e inmuebles, depósitos ilícitos en el extranjero y exportación ilegal de divisas"

La agencia indicó asimismo que el procedimiento judicial se emprenderá contra Ben Alí, su esposa Leila Trabelsi y los "hermanos y yernos" de esta última.

La televisión estatal señaló por su parte que "todos los hermanos, hermanas y sobrinos" de Leila Trabelsi estarán incluidos en la investigación judicial y que esta permitirá a la Justicia establecer una lista de todos los bienes de los afectados, "que podrán ser expropiados".

El clan de la familia Trabelsi es especialmente odiado por los tunecinos, que le acusan de haberse apoderado de las riquezas del país apropiándose de tierras y multitud de bienes estatales.

Por su parte, el Banco Central de Túnez mantiene congeladas desde el sábado, como medida preventiva, las tarjetas bancarias internacionales de todos los tunecinos con el fin de evitar la evasión de fondos del país, en particular por Ben Alí y su entorno más cercano, según informó ayer el portal económico tunecino 'Businessnews'. La medida, que se prevé se levante esta semana, busca evitar transacciones fraudulentas de transferencia ilegal de divisas al extranjero por personas vinculadas a la familia Ben Alí, según las fuentes del Banco Central consultadas por esta publicación.

Asimismo, Suiza congeló ayer con efecto inmediato los fondos bancarios y bienes inmuebles del derrocado presidente y su familia. La ministra de Exteriores y presidenta de la Confederación Helvética, Micheline Calmy-Rey, compareció ante los medios para anunciar esta medida, después de que tras la huida de Ben Alí de Túnez se hubieran multiplicado los llamamientos en ese sentido.

"Se trata de evitar que la plaza financiera suiza sirva para ocultar los fondos sustraídos a la población", agregó.

Viajes en los últimos meses

La presidenta aclaró que el Consejo Federal no sabe cuánto dinero pueden tener Ben Alí y sus allegados en los bancos suizos y ni siquiera confirmó si Suiza alberga dichos activos, pero dijo que "existen indicios que así lo indican". "Sabemos, por ejemplo, que personas próximas al ex presidente tunecino efectuaron varios viajes a Suiza en los últimos meses. Y la experiencia nos dice que esos desplazamientos han podido ser utilizados para transferir dinero", precisó.

Calmy-Rey citó las estadísticas del Banco Nacional Suizo de 2009, según las cuales hay en el país 485 millones de euros de origen tunecino, "pero no a quién pertenecen", aclaró.

La televisión estatal tunecina informó de que las fuerzas de seguridad han arrestado a 33 familiares del ex presidente Ben Alí por presunta comisión de "crímenes contra Túnez".

Por otro lado, el ministro de Asuntos Exteriores saudí, Saud al Faisal, aseguró que no permitirán a Ben Alí desarrollar "ninguna actividad política" y que darle asilo no es "una injerencia en los asuntos internos de Túnez".

Etiquetas