Despliega el menú
Internacional

UCRANIA

Timoshenko advierte que no dimitirá si pierde las elecciones

La primera ministra ucraniana y candidata a la Presidencia, Yulia Timoshenko, advirtió de que no abandonará voluntariamente la jefatura del Gobierno en caso de verse derrotada en la segunda vuelta de las elecciones del próximo 7 de febrero.

Respondiendo a las preguntas de los ciudadanos en una entrevista en directo en el canal de televisión "Inter", Timoshenko recordó que, según la Constitución de Ucrania, el Gobierno no puede presentar su dimisión ni ser destituido por el presidente del país.

"Y si el Parlamento obliga a dimitir al Gobierno, nos quedaremos en funciones en nuestros cargos hasta que en el Legislativo se forme una nueva coalición mayoritaria que presente al presidente las candidaturas del primer ministro y los ministros", enfatizó.

Pero al ser preguntada si admitiría su eventual derrota en las urnas por el líder opositor prorruso Víctor Yanukóvich, Timoshenko replicó que "no se debe formular el problema de esta forma e influir así en la visión de la gente".

"Solo las elecciones dejarán claro quién ganará y quién acabará derrotado", manifestó la primera ministra, convencida de que "el pueblo hará una digna elección".

La primera ministra ucraniana ha ofrecido la futura jefatura de Gobierno al magnate bancario Serguéi Tiguipko, el tercer candidato más votado en la primera vuelta electoral del pasado día 17, a cambio de su apoyo en la segunda cita con las urnas.

En la primera vuelta electoral Yanukóvich obtuvo un 35,32 por ciento de los votos, mientras que Timoshenko sumó un 24,36 por ciento y Tiguipko, ex presidente del Banco Central, recibió un 13,05 por ciento de los votos.

Aunque Tiguipko fue jefe de campaña de Yanukóvich en los comicios presidenciales de 2004 que desembocaron en la Revolución Naranja, su retorno a la política se lo debe a Timoshenko, quien lo nombró en 2009 jefe del Consejo de inversiones adjunto al Gobierno.

El político se ha negado de momento a apoyar a ninguno de los dos candidatos, pero reconoció que las ofertas de Timoshenko son más generosas y concretas que las de Yanukóvich.

Según algunos sondeos de cara a la segunda vuelta, Yanukóvich, apoyado por la población rusa del Este de Ucrania, tendría unos diez puntos de ventaja sobre Timoshenko, que a su vez espera aglutinar el apoyo de las fuerzas liberales y pro-occidentales.

De momento, Yanukóvich ya se ha ganado el respaldo de la numerosa comunidad rusa de la península de Crimea y de los pequeños partidos Comunista y Socialista Progresivo.

Timoshenko, por su parte, cosechó el apoyo de los tártaros de Crimea y de los gobernadores de varias regiones, como la de Járkov, hasta ahora fiel granero de votos de su rival, aunque todavía no obtuvo el firme respaldo de sus antiguos aliados naranjas.

La primera ministra mantiene que las fuerzas liberales ucranianas lograron un 60 por ciento de los votos en la primera vuelta, por lo que ha instado a la unidad de los demócratas.

Etiquetas