Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

IRÁN

Teherán advierte de que "responderá" si le imponen más sanciones internacionales

Ahmadineyad no teme que castiguen sus exportaciones de gasolina porque tiene capacidad para producirla.

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, aseguró ayer que las posibles sanciones internacionales no tendrán impacto alguno pero advirtió que en caso de que sean impuestas su país "adoptará medidas de respuesta".

 

"He oído rumores acerca de las sanciones, pero ese es un lenguaje que pertenece al pasado, a un era que ya ha concluido. Deben abrir los ojos y adoptar una postura más lógica... Tratan de repetir los errores del pasado, pero eso no nos afecta", dijo durante una rueda de prensa en Teherán.

 

"Es mejor que cambien sus ideas y cooperen con nosotros. La única solución es trabajar con Irán y seguir los consejos que da Irán", agregó.

 

Estados Unidos prepara un nuevo paquete de sanciones a Irán, que presentará a la ONU en respuesta a la decisión de la República Islámica de enriquecer uranio al 20%, pese a las ofertas y las advertencias de las grandes potencias. La decisión de Teherán, adoptada la semana pasada por el propio Ahmadineyad, ha elevado las sospechas sobre el verdadero objetivo del programa nuclear iraní.

 

En este sentido, Ahmadineyad señaló que su país "no está preocupado por el futuro" pero recalcó que esta vez no se quedará de brazos cruzados y adoptarán "medidas de respuesta", sin detallar qué tipo de acciones emprendería.

 

Entre el paquete de sanciones que baraja Washington, se incluye la posibilidad de imponer sanciones a la exportación de gasolina a Irán, una medida que ni siquiera apoya la oposición iraní, ya que en su opinión solo afectará al pueblo y dará razones al actual Gobierno.

 

Ahmadineyad señaló ayer que ni siquiera esas posibles sanciones a la venta de combustible preocupan a Irán, ya que su país importa entre 15 a 17 millones de litros de gasolina (diariamente) "y ahora tiene capacidad para producir esa cantidad". "Tenemos varios proyectos en marcha para la construcción de refinerías y la producción de gasolina, y dentro de poco (incluso) nos convertiremos en un exportador", concluyó.

 

Ahmadineyad, además, aseguró ayer que su país "no toma en serio" las recientes palabras de la secretaria de estado norteamericana, Hillary Clinton, quien dijo que Irán se encamina hacia una "dictadura militar", y advirtió a su colega estadounidense, Barack Obama, de que ha perdido una oportunidad. "Esperábamos que el presidente Obama realizara cambios y le dijimos que le ayudaríamos. ¿Dónde está la respuesta a mi mensaje?", afirmó.

 

Según el presidente, el problema reside en "las divisiones internas en la Administración norteamericana". "No tomamos en serio sus comentarios. Ella (Clinton) está obligada a decir ese tipo de cosas... Vemos contradicciones en la Administración estadounidense y no sabemos cuál es su verdadera posición", explicó el presidente.

Etiquetas