Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

BALCANES

Tadic recalca que Serbia no renunciará ni a la adhesión a la UE ni a Kosovo

Tras la detención de Radovan Karadzic, el presidente serbio subrayó que el cumplimiento de los compromisos internacionales por parte de Belgrado y su cooperación con el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) "aumenta la credibilidad" del país en el plano internacional.

El presidente serbio, Boris Tadic, declaró que Serbia no renunciará ni al ingreso en la Unión Europea (UE) ni a la pugna por la preservación de su integridad territorial en Kosovo. "Este Gobierno no renunciará a la protección de los intereses nacionales del Estado de Serbia y todos sus ciudadanos, y de todo el pueblo serbio", declaró Tadic en rueda de prensa en Belgrado.

"No renunciará a ningún precio a convertir al país en miembro de la UE. Pero eso no quiere decir que aceptará chantajes, sino que insistirá en la política de principios", dijo. "Eso quiere decir a la vez que Serbia no renunciará nunca a su integridad territorial en Kosovo", manifestó Tadic.

Además de ser el presidente de Serbia, Tadic también encabeza el Partido Democrático (DS), la principal formación de la coalición en el nuevo Gobierno serbio pro europeo y de centro izquierda, que entró en funciones el pasado 7 de julio.

Tadic recalcó que Serbia usará en la protección de su integridad territorial y la soberanía "exclusivamente los medios diplomáticos y políticos". Anunció que Serbia insistirá en que la misión civil que la UE quiere desplegar en Kosovo -EULEX- deberá "estar de acuerdo con el derecho internacional y basada en una decisión del Consejo de Seguridad de la ONU", de la que carece en este momento.

Belgrado reconoce a la misión UNMIK de la ONU como la única autoridad internacional en Kosovo, por estar desplegada en ese territorio según la Resolución 1.244 del Consejo de Seguridad, de 1999.

Tadic recalcó también que cualquier reajuste para reducir la UNMIK y transferir más competencias a la EULEX -dada la nueva situación en Kosovo tras la proclamación de la independencia- deberá ser decidido por el Consejo de Seguridad y anunció que "Serbia insistirá en ello".

El presidente insistió en que Serbia pedirá "con todas sus fuerzas" la opinión de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre si fue una violación del derecho internacional la autoproclamación de la independencia de Kosovo, por parte de la mayoría albanokosovar, en febrero pasado, y su reconocimiento por parte de algunos países.

La independencia de Kosovo ha sido reconocida hasta ahora por 43 países, entre ellos EEUU y la mayoría de los socios de la UE.

Serbia ya ha anunciado que presentará en septiembre una iniciativa para pedir la opinión de la CIJ, un paso para el que tiene que obtener una mayoría en la Asamblea General de la ONU.

Tadic subrayó además que el cumplimiento de los compromisos internacionales por parte de Belgrado y su cooperación con el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) "aumenta la credibilidad" del país en el plano internacional.

Las autoridades de Belgrado arrestaron el pasado 21 de julio a Radovan Karadzic, ex líder serbobosnio y presunto criminal de guerra, que será procesado por el TPIY, en La Haya.

Tadic criticó a la vez al TPIY por sus recientes decisiones de absolver de los cargos de crímenes de guerra contra los serbios al ex comandante guerrillero albanokosovar, Ramush Haradinaj, y del ex comandante de las fuerzas bosnio-musulmanas en Srebrenica, Naser Oric, y aseguró que espera la reanudación de los procesos judiciales contra ellos.

Etiquetas