Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

EN VARIOS COMBATES

Seis soldados de la OTAN mueren en Afganistán

Unidades españolas destacadas en el país localizan cerca de Tajek un zulo talibán con abundante munición.

Tres hombres paquistaníes descansan entre las ruinas cercanas al lugar del atentado.
Seis soldados de la OTAN mueren en Afganistán
ARSHAD ARBAB/EFE

Seis soldados de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) de la OTAN murieron ayer en varios ataques registrados en el sur y el este de Afganistán, informó la organización militar.

En el este afgano, un militar murió por un ataque con armas cortas, otro por la explosión de una mina, un tercero en un ataque insurgente y un cuarto en una explosión accidental. Además, dos soldados perdieron la vida en otras tantas explosiones de minas en el sur de Afganistán, según comunicados de la ISAF, que no concretan el lugar de los hechos ni la nacionalidad de las víctimas.

Las fuerzas de la OTAN recibieron también otros ataques en el país que no provocaron bajas. Un convoy de la ISAF fue atacado por la insurgencia talibán en la provincia de Khost (este), fronteriza con Pakistán. La fuente de la ISAF precisó que una bomba caminera estalló al paso del convoy por el distrito de Mando Zay y que no había información de víctimas entre las tropas de la OTAN o la población civil. Previamente, el portavoz del Gobierno provincial de Khost, Mubarez Mohamed Zadran, había asegurado que la explosión fue provocada con un coche-bomba conducido por un suicida y que carecía de información sobre posibles bajas.

Los talibanes intentaron también ayer atacar una base de la ISAF en el distrito de Shahjoy de la provincia de Zabul, dijo un portavoz del Ministerio afgano de Defensa. Los insurgentes fueron identificados por los soldados afganos, que impidieron el ataque tras disparar y matar a uno de ellos (que llevaba un chaleco con explosivos) y detener a los otros dos. Los dos detenidos iban armados con fusiles Kalashnikov, un lanzagranadas y nueve granadas.

Creciente inseguridad

En cuanto a víctimas mortales, con los de ayer son ya una veintena los soldados de la ISAF fallecidos en Afganistán en lo que va de mes. El pasado mes de junio registró el mayor número de víctimas de las tropas internacionales desplegadas en Afganistán desde el inicio de la guerra en 2001, con un total de 102 bajas (en lo que va de año son más de 350). En un informe reciente, la ONU constató que la inseguridad había aumentado de forma "significativa" durante el primer cuatrimestre de 2010 en Afganistán, donde el número de ataques con artefactos explosivos contra las fuerzas afganas y de la OTAN casi se dobló respecto al año anterior.

Ayer mismo, precisamente, se informó que fuerzas españolas desplegadas en Afganistán localizaron un importante zulo de munición de la insurgencia en las proximidades de la localidad de Tajek, en el distrito de Muqur, según indicó el Ministerio de Defensa. A última hora del viernes, unidades de la agrupación española destacadas en la base de "Rickets", en Muqur, encontraron un depósito de munición con 178 granadas de mortero de 82 mm.

Según la nota de prensa de Defensa, una vez reconocido el lugar donde se encontraba el zulo por los equipos de desactivación de explosivos, para evitar posibles trampas se procedió a recoger el material encontrado para su traslado y posterior destrucción.

En una primera valoración por los especialistas se cree que son granadas de procedencia soviética y en estado operativo.

El hallazgo de esta munición y su destrucción ha sido valorado por los responsables militares como un hecho positivo para mejorar las condiciones de seguridad en la zona, añadía la nota de Defensa.

Un herido en Kandahar

La violencia en el país, en cualquier caso, es una realidad que se vive cada día. Además de los seis soldados de la OTAN muertos, ayer también perdió la vida un civil afgano por la explosión de una bomba en el centro de la ciudad meridional de Kandahar.

El portavoz del gobernador de Kandahar, Zalmai Ayubi, explicó que la bomba que causó la muerte del civil estaba escondida en una motocicleta aparcada al lado de un supermercado.

Etiquetas