Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

REVUELTAS EN EL REINO UNIDO

RSF critica la colaboración de Blackberry con las autoridades británicas

La empresa proporcionó a Scotland Yard la información personal de varios usuarios de sus 'smartphones'.

La Blackberry 8520 es la más vendida entre los jóvenes.
Blackberry también es cosa de ?niños?

Reporteros Sin Fronteras (RSF) criticó este sábado que la empresa canadiense Research in Motion (RIM), fabricante de BlackBerry, colabore con las autoridades británicas en la identificación de los autores de los disturbios ocurridos en varias ciudades inglesas entre el sábado pasado y el martes.

La organización recordó que según el Gobierno británico, el programa BlackBerry Messenger (BBM) ha sido utilizado como principal medio de comunicación entre los agitadores, lo que ha dificultado la interceptación de los mensajes, porque se sirve de internet más que de la red telefónica y requiere de una autentificación de usuario.

«Para que sorteara esta dificultad, RIM proporcionó a Scotland Yard la información personal de varios usuarios de sus 'smartphones', sin una verdadera consideración de la protección de datos personales», denuncia la organización.

«¿Cuáles serán las consecuencias de esta cooperación en el respeto de la privacidad de los usuarios de BlackBerry y su derecho a intercambiar información libremente? Si tras esta transmisión de datos hay detenciones, convendrá preguntarse por la validez de las pruebas y la legalidad de su adquisición», se pregunta RSF.

RSF considera también que «lejos de subestimar la situación actual del Reino Unido y la urgencia de restablecer el orden, proporcionar los datos personales a la policía constituye un precedente preocupante en un país occidental, que podría tener consecuencias importantes en términos de ejemplo respecto a otros regímenes».

Para la ONG, es igualmente «sorprendente en un Estado de Derecho» que haya habido propuestas como la efectuada por el laborista David Lammy, diputado por Tottenham, que pidió a BlackBerry que reflexionara sobre la posibilidad de suspender sus servicios de mensajería.

«La empresa ha cedido ya varias veces a ultimátum de Estados represivos que piden el filtraje de ciertos sitios, tener acceso a los datos de los usuarios o la censura de servicios encriptados», indicó en referencia a peticiones de los Emiratos Árabes Unidos y de Arabia Saudí.

RSF expresó su preocupación por el hecho de que el Reino Unido ejerza ahora a su vez presión sobre una empresa de telecomunicaciones, y solicitó a RIM «que lleve a cabo una verdadera reflexión sobre su responsabilidad social, en colaboración con las organizaciones de defensa de las libertades».

La organización también instó a los políticos británicos a demostrar «la mayor prudencia» sobre el eventual control o la suspensión de los servicios de los 'smartphones', y demandó que la Policía desista de recabar datos privados sin una orden judicial previa.

Etiquetas