Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

GEORGIA- RUSIA

Rice está convencida de que Rusia cambiara de política respecto a Georgia

La secretaria norteamericana de Estado, Condoleezza Rice, dijo estar convencida del cambio de rumbo que tomará la política de Rusia respecto al conflicto de Georgia, en conferencia de prensa en Lisboa, antesala de su gira por el Magreb. "Estoy segura de que Rusia entenderá que su profundo aislamiento no tendrá solución si no cambia su comportamiento. Además estoy convencida de que los rusos van a cambiar su actitud", señaló Rice sobre la crisis del país caucásico provocada por las ambiciones separatistas de Abjasia y Osetia del Sur.

Indicó que Rusia no consiguió nada con su actitud, excepto la invasión de una pequeña nación, lo que en sus palabras ha acarreado "la desaprobación de comunidad internacional". La responsable de la diplomacia estadounidense resaltó también que no existe similitud alguna entre la actual crisis de Georgia y el proceso que llevó a la independencia de Kosovo.

"El caso de Kosovo se produjo por el colapso de la antigua Yugoslavia como Estado y consecuencia de la guerra de la Serbia de (Slobodan) Milosevic contra el resto del país que se derrumbaba", explicó Rice. Además, recordó que el reconocimiento de Kosovo como un nuevo Estado soberano se produjo consecuencia del consenso generalizado de la comunidad internacional.

"El reconocimiento -de Kosovo como Estado- se dio por un amplia y amplia discusión internacional", dijo, para enfatizar, además, el beneplácito de Naciones Unidas al nacimiento del pequeño país balcánico.

Rice resaltó, de nuevo, que se trata de dos situaciones "completamente diferentes", después de recordar que el reconocimiento por parte de Moscú de Abjasia y Osetia del Sur tuvo lugar en flagrante "violación del acuerdo de alto el fuego" negociado por el presidente francés, Nicolas Sarkozy.

Insistió en que el reconocimiento de Abjasia y Osetia del Sur por parte de Rusia se llevó a cabo sin respetar el artículo sexto de ese acuerdo, que estipula la negociación internacional en las materias de seguridad y estabilidad.

Rice recordó también que son muy pocos los Estados que han reconocido hasta el momento la independencia de los dos pequeños territorios del Cáucaso.

La secretaria de Estado matizó que la comparación con el caso de Kosovo no puede servir de argumento para encontrar analogías con la crisis de Georgia.

En cuanto a la gira por el Magreb que comenzará esta misma tarde, dijo que quiere conocer de primera mano el alcance del cambio que llevan a cabo las autoridades de Libia.

Rice sostuvo que Libia es un país en el que la población ha sufrido mucho durante los últimos años y que siempre ha estado en el punto de mira de la política estadounidense. "Es un país que puede tener un papel importante en la zona del Magreb y en la Unión Africana, y vamos a hablar sobre su importante estatus en ese contexto. Libia es un país que está mudando y ahora quiero abordar el cambio de las cosas allí", dijo en referencia al Estado liderado por Muamar al Gadafi.

La responsable de la diplomacia norteamericana subrayó que una Libia aperturista sería buena para el propio país y la comunidad internacional. Rice aclaró, además, que está satisfecha de cómo han colaborado Estados Unidos y la Unión Europea (UE) frente a las recientes crisis de la escena internacional y que trabajará para continuar en esa dirección.

La jefe de la diplomacia estadounidense visitó por primera vez Portugal en 2003, entonces como consejera de Seguridad Nacional, con motivo de la reunión de mandatarios de EEUU, el Reino Unido y España para hablar de Iraq, para retornar en 2007 a una reunión del "Cuarteto" donde se abordó el proceso de paz en Oriente Medio.

Rice abandonará Lisboa a primera hora de la tarde rumbo a Libia, en la que será la primera visita de un alto cargo estadounidense al país norteafricano en 55 años.

Etiquetas