Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

LA EMPRESA PRETENDE GARANTIZAR SU SEGURIDAD

Repsol YPF suspende su actividad en Libia ante la situación «de violencia e incertidumbre»

La petrolera española extrae 35.000 barriles y cuenta con derechos mineros para una superficie de 20.709 kilómetros cuadrados.

Repsol YPF, la mayor petrolera española, suspendió ayer sus operaciones en Libia «ante la situación de violencia e incertidumbre» que vive el país, según dijo un portavoz de la compañía. Sobre la situación de sus trabajadores en el país norteafricano, el portavoz recalcó que la empresa está trabajando para garantizar su seguridad.

Fuentes del sector indicaron que Repsol YPF ya ha empezado a repatriar a sus empleados. En Libia, donde está presente desde la década de los setenta, la petrolera española cuenta con derechos mineros sobre nueve bloques, ocho de exploración y uno de producción, que suman una superficie de 20.709 kilómetros cuadrados.

De acuerdo con los últimos datos publicados, correspondientes a 2009, Repsol extraía en Libia 34.777 barriles equivalentes de petróleo al día, lo que representaba el 3,8 % de su producción en todo el mundo. Las acciones de Repsol YPF caían un 1,84 %, hasta 23,50 euros, minutos después de conocerse la noticia, aunque el descenso llegó a superar el 2% durante la mañana.

Hipotético corte de gas

Por otro lado, la Comisión Europea consideró ayer que España e Italia tienen vías de suministro suficientes para hacer frente una hipotética interrupción del suministro de gas desde Libia, a raíz de las protestas en el país, ya que sus importaciones procedentes de allí representan una pequeña proporción del total.

«España o Italia (los únicos dos países de la UE que importan gas de Libia) pueden fácilmente acudir a otros países si realmente hubiera una interrupción del suministro», aseguró la portavoz de Energía de la Comisión Europea, Marlene Holzner.

Esta recordó que España compra a Libia una cantidad de gas equivalente solo al 1,5% de sus importaciones e Italia un 12%, en ambos casos, según opinó, son poco significativas. A escala europea, «hay suficiente gas para suministrar a hogares y compañías», añadió la portavoz.

Etiquetas