Internacional
Suscríbete

COLOMBIA

Recompensa por los autores del atentado

Santos, quien tomó posesión el pasado día 7, subrayó que su Gobierno no descansará hasta ver a Colombia "libre de terroristas", y reiteró que la orden dada a las fuerzas de seguridad es la de "arreciar" en la lucha contra los violentos.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos
Recompensa por los autores del atentado
EFE

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, admitió que se desconocen aún los autores y el objetivo del atentado cometido en Bogotá el jueves, y anunció una cuantiosa recompensa por información que permita dar con los responsables.

"No sabemos todavía, hay que decir la verdad, quiénes fueron los responsables ni contra quién" iba dirigido el atentado, cometido con un coche cargado con 50 kilos de explosivos, dijo Santos en Popayán, en el Cauca (suroeste), adonde viajó para encabezar un consejo de seguridad junto con su ministro de Defensa, Rodrigo Rivera.

El gobernante anunció que para que las autoridades avancen en la investigación y encuentren a los responsables "a la mayor brevedad posible", el Gobierno ofrece una recompensa de 500 millones de pesos colombianos (más de 200.000 euros) por información que permita detener a los autores materiales y a los inductores del atentado.

Santos, quien tomó posesión el pasado día 7, subrayó que su Gobierno no descansará hasta ver a Colombia "libre de terroristas", y reiteró que la orden dada a las fuerzas de seguridad es la de "arreciar" en la lucha contra los violentos.

Además, dijo que el atentado, que afectó al conjunto de edificios donde están las sedes de Caracol Radio y la Agencia Efe, entre otras empresas, tuvo un efecto "contraproducente" para sus responsables, ya que todo el país se ha unido para rechazar el terrorismo.

La acción terrorista, no reivindicada aún, ocurrió la madrugada del jueves a una hora en la que las actividades cotidianas no habían comenzado, lo que hizo que las consecuencias de la explosión, que no causó víctimas mortales, fueran mayores.

El último balance del Sistema Distrital de Prevención y Atención de Emergencias de Bogotá señaló que 808 personas resultaron afectadas, 424 viviendas dañadas y 36 personas heridas, aunque todas fueron dadas de alta horas después del atentado.

Además, la explosión causó daños en 124 locales comerciales, decenas de oficinas y en 18 vehículos.

El área afectada comprende la zona financiera del norte de Bogotá, colegios, edificios, viviendas y diversos comercios, y la Carrera Séptima, donde fue colocado el coche bomba, es una de las calles con más tránsito de vehículos de servicio público y privado.

Por su parte, el fiscal general interino, Guillermo Mendoza, dijo hoy en entrevistas con varias emisoras locales que no se puede descartar todavía ninguna hipótesis sobre los autores y móviles del atentado.

"Es muy difícil lanzar hipótesis definitivas. No podemos sostener nada todavía", agregó Mendoza, quien señaló que ni siquiera se puede afirmar que el atentado fuera dirigido contra Caracol Radio.

Según algunos analistas e informes de inteligencia, la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), junto al crimen organizado, podría estar detrás del coche bomba.

El diario El Espectador publica hoy que una grabación de Germán Briceño, alias "Grannobles", comandante del frente 10 de las FARC, fue interceptada por el Ejército en junio pasado y revela la orden dada por ese jefe guerrillero para ejecutar acciones terroristas en Bogotá.

Mientras las investigaciones avanzan, en Bogotá se entregó a las autoridades un hombre, identificado como Gustavo Ladino, quien admitió haber falsificado las placas del vehículo usado para perpetrar el atentado.

No obstante, Ladino, interrogado en la Fiscalía General, declaró que no tuvo ninguna responsabilidad en la planificación del atentado ni en la colocación del material explosivo.

En la zona de la explosión la actividad es hoy la de un día normal y los inquilinos de los edificios afectados comienzan a reparar los daños, sobre todo en las miles de ventanas que quedaron sin cristales.

Etiquetas