Despliega el menú
Internacional

RUSIA

Putin, tras los pasos de Sarkozy

El "efecto Sarkozy" llega a Rusia. El presidente saliente ruso planea divorciarse de su esposa Ludmila y casarse con la ex campeona olímpica de gimnasia, Alina Kabáyeva, 31 años más joven que él.

Rusia espera con impaciencia averiguar si es cierto que el presidente ruso saliente, Vladímir Putin, se ha divorciado de su esposa Ludmila y se propone contraer matrimonio con la ex campeona olímpica de gimnasia, Alina Kabáyeva, 31 años más joven que él.

La noticia fue lanzada el pasado sábado por el diario sensacionalista "Moskovski Korrespondent" y ha levantado un enorme revuelo en todo el país. El precedente de Nicolas Sarkozy y Carla Bruni ha hecho que el hipotético romance de Putin se vea en general con buenos ojos.

Por ahora, nadie ha desmentido las informaciones de "Moskovski Korrespondent". El rotativo moscovita asegura que el jefe del Kremlin se separó de su cónyuge en febrero y que la boda con su nueva pareja tendrá lugar en junio, en San Petersburgo.

Una de las fuentes a la que hace referencia el periódico proviene de los organizadores del banquete nupcial. Al parecer, preparan una gran fiesta en uno de los palacios de la antigua capital imperial rusa.

En un artículo publicado el lunes, "Moskovski Korrespondent" cita las palabras de Marat Kabáyev, el padre de Alina, antiguo jugador de fútbol y actual entrenador del equipo local de Almalik (Uzbekistán). Afirma no saber nada de la relación entre su hija y el primer mandatario ruso, pero dice que, de confirmarse, "sería una noticia excelente".

Kabáyev no considera un impedimento la diferencia de edad. La gimnasta rusa, medalla de oro en las olimpiadas de 2004, cumple 25 primaveras el mes que viene mientras que Putin cuenta ya 55.

Información fidedigna

Ella fue elegida diputada de la Duma (Cámara Baja del Parlamento ruso) en las legislativas del pasado diciembre. Iba en la lista del partido "Rusia Unida", cuyo líder acaba de ser designado Putin precisamente. En declaraciones a la radio "Eco de Moscú", el dueño de "Moskovski Korrespondent", Alexánder Lébedev, dice no estar completamente seguro de que la redacción de su periódico maneje información fidedigna. En lo que sí coinciden muchos medios de comunicación rusos es en que el acceso a Kabáyeva se ha hecho imposible en los últimos días.

Desde hace tiempo, en la prensa rusa aparecen regularmente insinuaciones sobre una supuesta crisis en la relación del presidente ruso con su cónyuge. Ella apenas aparece en público y los gestos de cariño del uno hacia el otro han sido siempre inexistentes. Putin y Ludmila tienen dos hijas ya adultas. Una está casada, y vive en la ciudad alemana de Munich. La otra aún no ha finalizado sus estudios, pero tiene ya novio.

Etiquetas