Despliega el menú
Internacional

CHINA

Pekín exige compromisos al Dalai Lama a menos de un mes de los Juegos

China quiere que el líder tibetano garantice su renuncia a actos violentos o a la independencia del Tíbet.

Pekín volvió a exigir al Dalai Lama que se comprometa a apoyar los Juegos Olímpicos de agosto y a garantizar su renuncia a actos violentos o a la independencia del Tíbet, cuando falta menos de un mes para la cita olímpica.

Una semana después de que se celebrara en Pekín la séptima ronda de diálogo entre emisarios del Dalai Lama y funcionarios del Gobierno chino, fuentes del Gobierno central están subrayando las diferencias del encuentro, que tuvo carácter secreto.

El Departamento del Frente Unido del Trabajo, entidad del Ejecutivo que mantiene el contacto con el entorno del líder espiritual tibetano en el exilio, reiteró, a través de la agencia oficial china Xinhua, la exigencia de Pekín de que el Dalai Lama se comprometa con los "cuatro puntos a no apoyar".

Estos son: no apoyar actividades contra los Juegos Olímpicos, ni actividades delictivas violentas, ni los "planes terroristas" del Congreso de la Juventud Tibetana (una ONG pro-independentista), ni tampoco apoyar ningún tipo de actividad que promueva la independencia del Tíbet.

Durante el encuentro del jefe de este departamento, Du Qinglin, y los dos emisarios del Dalai, Lodi Gyari y Kelsang Gyaltsen, éstos últimos insistieron en que no era necesario un compromiso de "no violencia", puesto que el movimiento tibetano es pacifista.

En un artículo publicado hoy por el diario oficialista "China Daily", Zong Yiwen, consejero de la también oficialista Asociación de Comunicaciones Culturales Religiosas de China, se remonta a cuestiones territoriales no resueltas, como las dimensiones de lo que el Dalai considera como propiamente el Tíbet.

Zong se refiere a una entrevista de junio concedida por el Dalai Lama, exiliado en Dharamsala (India) desde 1959, en la que asegura que la frontera trazada bajo la Convención de Simla (1914), firmada con el Gobierno colonial británico de entonces, es legal.

Según esta línea, los territorios de Amdo, Kham y U-Tsang, hoy provincias chinas fuera de la región autónoma de Tíbet, formarían parte del suelo tibetano.

"El Dalai Lama ha asegurado en repetidas ocasiones que no busca la independencia del Tíbet, por lo que tendría que demostrar su sinceridad con hechos", asegura el consejero en su artículo.

En marzo, el Tíbet registró sus peores protestas contra el Gobierno chino en dos décadas, iniciadas por monjes tibetanos y secundadas por la población civil, en las que murieron 20 personas según Pekín y 203 según el Gobierno tibetano en el exilio.

La represión de las protestas por parte de China le valió a Pekín un alud de críticas por parte de gobiernos y entidades occidentales ante la cita olímpica, por lo que desde entonces se ha reunido en dos ocasiones con emisarios del Dalai para limar tensiones y mejorar su imagen.

El Tíbet disfrutó de periodos de autonomía antes de la ocupación de la China comunista en 1950.

Etiquetas