Despliega el menú
Internacional

ORIENTE PRÓXIMO

Olmert dice que la tregua entre Israel y Hamás en Gaza está "hecha trizas"

En el consejo semanal de ministros, Olmert pidió a los mandos militares que estudien cómo poner "fin al régimen de Hamás" en la franja de Gaza.

La tregua con el movimiento islamista palestino Hamás en la franja de Gaza, en vigor desde el 19 de junio, está "hecha trizas" tras los recientes actos de violencia, afirmó este domingo el primer ministro israelí del gobierno de transición, Ehud Olmert. En el consejo semanal de ministros, Olmert pidió además a los mandos militares que estudien cómo poner "fin al régimen de Hamás" en la franja de Gaza.

"El hecho de que la tregua esté hecha trizas, así como la violencia prolongada e incesante en el sur del país, son entera responsabilidad de Hamás y de los demás grupos terroristas", acusó Olmert. Tras los nuevos actos de violencia permanecen cerrados los pasos fronterizos entre este territorio palestino e Israel, impidiendo por tercera jornada consecutiva la distribución de ayuda alimentaria y médica por la ONU.

Hamás rechazó de inmediato las acusaciones, que calificó de "manipulaciones mediáticas", y afirmó que "no reflejan la realidad". "Es nuestro derecho responder firmemente a toda agresión sionista contra los palestinos", agregó su portavoz, Fawzi Barhum.

Posteriormente, el primer ministro del gobierno de Hamás, Ismail Haniya, supeditó el mantenimiento de la tregua "a la detención de la máquina de guerra sionista que mata a los palestinos y al final del asedio injusto". Haniya realizó estas declaraciones tras participar en el funeral de cuatro activistas palestinos muertos en un ataque aéreo israelí realizado este domingo por la mañana.

Los Comités de la Resistencia Popular (CRP), una pequeña formación aliada a Hamás, indicaron que los cuatro activistas muertos pertenecen a su movimiento. El ejército israelí confirmó haber perpetrado un ataque aéreo "contra un grupo de palestinos que lanzaba cohetes desde el norte de la franja de Gaza".

Cohetes

Poco antes del ataque, dos cohetes disparados desde la franja de Gaza estallaron en un campo al sur de Israel, sin causar víctimas ni daños materiales. Ante el aumento de la violencia, pese a la tregua en vigor desde el 19 de junio, Olmert amenazó con una gran operación militar en Gaza para acabar con el lanzamiento de cohetes y para desestabilizar el régimen islamista.

"Di orden a los servicios de seguridad de presentarme lo más pronto posible las proposiciones para establecer un plan de acción", dijo.

Dio también instrucciones a las autoridades judiciales y militares de "poner fin a sus discusiones, que duran desde hace mucho, para poder presentar diferentes planes de acción contra el régimen terrorista del Hamás". Tzipi Livni, jefa del partido en el poder Kadima, que podría reemplazar a Olmert si su movimiento gana las elecciones anticipadas del 10 de febrero, se mostró a favor de la posición adoptada por Olmert.

"Se ha violado la tregua, es un hecho. Israel no puede aceptar una violación sin actuar. El ejército debe presentarnos opciones para determinar la naturaleza de nuestra reacción", argumentó. Las divergencias llegaron por boca del líder laborista y ministro de Defensa, Ehud Barak, quien usó un tono más moderado.

"Si el otro campo quiere tregua, lo tomamos en serio", insistió, mientras uno de sus colaboradores, Amos Gilad, consideraba que las posibilidades de mantenimiento de la tregua son "elevadas". Las organizaciones humanitarias y la ONU se han alarmado por la situación en la franja de la Gaza, advirtiendo contra una próxima crisis alimentaria en ese territorio, donde las condiciones de vida no han cesado de degradarse desde la toma de poder por parte de Hamás, en junio de 2007.

Etiquetas