Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

ACCIDENTE AÉREO

8 personas sobreviven a un accidente de avión

El aparato, procedente de Dubai, se estrelló tras aterrizar en el aeropuerto de Mangalore, en el suroeste del país.

Los bomberos tratan de sofocar las llamas de los restos del avión accidentado en el estado indio de Mangalore.
8 personas sobreviven a un accidente de avión
AFP

Ocho personas escaparon con vida y 158 fallecieron cuando un avión procedente de Dubai se estrelló ayer nada más aterrizar en el aeropuerto de Mangalore, en el suroeste de la India, en una de las peores tragedias aéreas en este país. Uno de los supervivientes salió ileso del siniestro, mientras que otros cuatro sufrieron heridas leves y tres de carácter grave, informó el ministro de Aviación Civil, Praful Patel.

El Boeing-737 de Air India Express, la aerolínea estatal de bajo coste, se salió de la pista al aterrizar y chocó con un muro de sacos de arena antes de virar y golpear con una de sus alas contra la estructura de hormigón de un localizador. El avión perdió el ala antes de precipitarse 200 o 300 metros por un barranco, donde en unos minutos comenzó a arder.

Esos minutos, y el hecho de que el fuego se extendiera gradualmente -Patel desmintió que hubiera una explosión-, salvaron la vida a los ocho pasajeros (una mujer entre ellos), que ocupaban asientos entre las filas 7 y 23 y que pudieron salir por una gran grieta abierta en el fuselaje. Dentro de la cabina, muchos de los cuerpos quedaron completamente calcinados.

El accidente ocurrió a las 6.05 (0.35 GMT) en el aeropuerto de Bajpe, ubicado en una colina rodeada de barrancos y valles a una veintena de kilómetros de Mangalore. En el Boeing, comprado en 2007, viajaban 160 pasajeros -23 de ellos menores, incluidos cuatro bebés- y seis miembros de la tripulación, comandada por un piloto británico de origen serbio. Medio centenar de ellos eran indios del estado de Kerala, miembros de la numerosa diáspora india que vive en Dubai.

Visibilidad suficiente

La Dirección General de la Aviación Civil inició una investigación para determinar las causas del accidente. Su presidente, V. P. Agarwal, dijo que el piloto no manifestó causa alguna de preocupación cuando recibió permiso para aterrizar y contaba con visibilidad suficiente.

Patel abundó que tanto las condiciones climatológicas, como de la pista y el estado del Boeing habrían hecho suponer que haría un aterrizaje "normal", pero "desgraciadamente el avión tocó tierra un poco más allá del umbral normal y se salió de la pista". "La razón se sabrá cuando se complete la investigación", añadió. De momento, no se ha hallado la caja negra.

La lluvia que cayó intensamente durante una hora después del siniestro y las dificultades del terreno contribuyeron a ralentizar las tareas de rescate, a las que se sumaron habitantes de los alrededores del aeropuerto.

Durante el día se sucedieron los testimonios de duelo y anuncios de indemnizaciones y ayudas de distintas autoridades indias, así como las condolencias de Gobiernos de otros países. El presidente de Rusia, Dmitri Medvedev, fue de los primeros en hacerlo. "Estoy conmocionado por la noticia (...). Compartimos el dolor del pueblo indio por la pérdida de numerosas vidas humanas", dijo en su mensaje el jefe del Kremlin, según la agencia oficial.

El primer ministro indio, Manmohan Singh, anunció una compensación de 200.000 rupias (unos 3.300 euros) para las familias de los fallecidos, según informaron los medios locales.

El Gobierno, que ofrece de forma habitual compensaciones económicas a las víctimas de desastres, indicó que, además de las ayudas contempladas para las familias de las víctimas mortales, el Fondo de Ayuda Nacional desbloqueará una indemnización de 50.000 rupias (848 euros) para las personas que hayan resultado heridas en este accidente.

Etiquetas