Despliega el menú
Internacional

ELECCIONES EN GUINEA ECUATORIAL

Obiang aspira a lograr más del 97% de los votos

El dictador se dispone a arrasar otra vez en unos comicios presidenciales. Su principal rival, Convergencia para la Democracia Social, y organizaciones como Human Rights Watch han cuestionado la credibilidad de los comicios.

"Soy un dictador, presumo de que soy un dictador, porque dictador es el que dicta las normas". Con estas palabras se definió a sí mismo el presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema Mbasogo, ante los periodistas españoles que acompañaban el pasado julio al ministro de Asuntos Exteriores, Miguel ngel Moratinos, durante su visita oficial a Malabo.

 

Hoy el orgulloso dictador aspira a arrasar de nuevo en unas elecciones presidenciales y, por si acaso, en uno de sus últimos actos de campaña no tuvo reparos en anunciar que obtendría más del 97% de los votos. Su principal rival, Convergencia para la Democracia Social (CPDS), y organizaciones como Human Rights Watch han cuestionado la credibilidad de los comicios.

 

Obiang y otros cuatro candidatos buscan el apoyo de los 292.585 ciudadanos con derecho al voto convocados en 1.324 mesas electorales para elegir el próximo presidente que dirigirá esta antigua colonia española en África subsahariana los próximos siete años. CPDS y Unión Popular, con Plácido Micó y Archivaldo Montero Biribé de candidatos, respectivamente, auguran resultados positivos si los presidentes de las mesas dejan a los votantes libertad de elegir. El escrutinio concluirá el próximo jueves y el día 5 de diciembre se proclamarán oficialmente los resultados.

 

Obiang ha rechazado que un grupo de diputados españoles viaje al país para ejercer de observadores. La delegación parlamentaria tenía el visto bueno del Ministerio de Asuntos Exteriores y de la Mesa del Congreso, pero el Gobierno de Guinea decidió no dar su aceptación. El vicepresidente primero de la Comisión de Asuntos Exteriores, el socialista José María Benegas, iba a encabezar el grupo. Y las autoridades no han concedido visados a ningún periodista español.

Etiquetas