Despliega el menú
Internacional

RUSIA-EE. UU.

Obama propone más cooperación con una Rusia "Fuerte, pacífica y próspera"

El primer ministro ruso, Vladímir Putin, junto al presidente estadounidense, Barack Obama
Obama propone más cooperación con una Rusia "Fuerte, pacífica y próspera"
EFE

El presidente de EE. UU., Barack Obama, planteó como percibe la relación de su país con una Rusia "fuerte, pacífica y próspera", que coopere en ámbitos como el crecimiento global y la lucha contra la proliferación nuclear o el programa de armamento iraní.

En un discurso en la Nueva Escuela de Economía de Moscú, Obama, que se encuentra en la capital rusa para "reiniciar" las relaciones con este país tras años de tensiones, afirmó que los desafíos de este siglo, como la seguridad o el acceso a los mercados, "demandan una alianza global y esa alianza será más poderosa si Rusia ocupa el lugar que le corresponde como gran potencia".

El público, entre el que se encontraba el ex líder soviético Mijaíl Gorbachov, le escuchaba con atención pero sin apenas los entusiastas aplausos que interrumpieron intervenciones similares previas de Obama en otros países.

La única excepción ocurrió cuando aludió a la estrella rusa del hockey Alexander Ovechkin, que actualmente milita en un equipo de Washington.

La opinión pública rusa se muestra mayoritariamente escéptica con respecto a EE. UU. y parte de la misión que se había trazado Obama en esta visita era precisamente extender el "reinicio" en las relaciones no sólo al Gobierno sino a toda la sociedad rusa.

Los dos países, subrayó Obama, "compartimos intereses comunes" que pueden suponer la base para la cooperación.

Entre ellos enumeró la lucha contra la proliferación nuclear y en este sentido apuntó la hoja de ruta suscrita este lunes con el presidente ruso, Dmitri Medvédev, para un tratado de reducción de armamento nuclear.

Ni Rusia ni EE. UU. se beneficiarían de una carrera de armamento en Asia u Oriente Medio, indicó: "debemos estar unidos para oponernos a los esfuerzos de Corea del Norte por convertirse en una potencia nuclear e impedir que Irán se haga con un arma atómica".

Si desaparece la amenaza del programa nuclear y de misiles balísticos iraní, señaló, "desaparecerá la razón para (un sistema) de defensa de misiles en Europa".

Obama también lanzó un llamamiento a la colaboración contra los extremistas violentos y en el área económica, donde aseguró que "ningún país por sí solo puede ser el único motor del crecimiento global".

El presidente estadounidense subrayó, asimismo, el interés de su país en "gobiernos democráticos que protejan los derechos de su pueblo".

En una aparente alusión al recorte gradual de las libertades en Rusia en los últimos años, alabó el poder de los medios de comunicación independientes, que en EEUU "han denunciado corrupción a todos los niveles", o la igualdad ante la Justicia, que "ha derruido monopolios y puesto fin a abusos de poder".

"Los Gobiernos que actúan en favor de su pueblo sobreviven y prosperan, los que sólo se sirven a sí mismos, no", destacó Obama, que subrayó que EE. UU. "no buscará imponer ningún sistema de Gobierno en ningún otro país, ni intentaremos elegir qué partido o individuo debe estar al frente de un Estado".

En este sentido citó el caso hondureño, donde EE. UU. apoya el restablecimiento del presidente democráticamente elegido, Manuel Zelaya, aunque este líder se haya opuesto a la política estadounidense.

Por la misma razón, todos los países deben tener derecho a fronteras seguras y a seguir su propia política exterior, dijo, en una alusión específica a Georgia y Ucrania, dos países de la antigua Unión Soviética que quieren ingresar en la OTAN pese a la oposición rusa.

"Este futuro puede parecer distante. El cambio es complicado", consideró Obama. Pero, subrayó, "juntos podemos crear un mundo donde la gente esté protegida, la prosperidad crezca y el poder sirva de verdad para el progreso".

La Casa Blanca había indicado que el de hoy era el tercero de una serie de grandes discursos de Obama para pergeñar su política exterior, tras los pronunciados en Praga en abril, cuando propuso un mundo sin armas nucleares, y en El Cairo el mes pasado, cuando planteó un nuevo comienzo en las relaciones con el mundo musulmán.

Obama, que hoy se reunió con el primer ministro ruso, Vladímir Putin, en un desayuno de trabajo en el que apuntaron que las relaciones deben mejorar, tiene previsto continuar su jornada con reuniones con empresarios y líderes de la oposición rusa, antes de emprender viaje a Italia a primera hora para participar en la cumbre del G8 en L'Aquila.

Etiquetas