Despliega el menú
Internacional

CRISIS TRAS LA VISITA DE BIDEN

Netanyahu se disculpa ante EE. UU.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, reconoció que el anuncio de la construcción de 1.600 casas para judíos en Jerusalén Este durante la visita del vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, "no debería haber tenido lugar".

Netanyahu se disculpa ante EE. UU.
Netanyahu se disculpa ante EE. UU.
EFE

"Fue un incidente lamentable cometido desde la buena fe", afirmó Netanyahu, sobre lo ocurrido con Biden, al comienzo de la reunión semanal del consejo de ministros, en la que anunció medidas para evitar que se den incidentes similares.

El jefe del Gobierno israelí definió la situación actual con Estados Unidos, su principal aliado, como "crisis" y pidió "aplomo" para afrontarla.

Netanyahu se disculpaba así de nuevo por el anuncio de ampliación de la colonia judía de Ramat Shlomo, en el territorio palestino ocupado de Jerusalén Este, efectuado el pasado martes 9 de marzo en plena visita de Biden y un día después del anuncio por la Casa Blanca del inicio de negociaciones indirectas de paz con los palestinos, estancadas desde hace más de un año.

El primer ministro israelí convocó anoche una reunión de urgencia con sus seis principales ministros y pidió hoy al gabinete que no hable en público sobre la crisis.

"Al abrir hoy los periódicos hemos leído todo tipo de comentarios y evaluaciones sobre la crisis con Estados Unidos. Sugiero que no nos dejemos llevar y calmemos la situación", dijo.

Pese a la disculpa, Netanyahu dejó claro que ambos países tienen "intereses comunes", pero que el Ejecutivo que dirige "actuará de acuerdo a los intereses del Estado de Israel".

El 'mea culpa' israelí llega un día después de que la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, definiera como "insultante" el anuncio de la ampliación del asentamiento judío durante la estancia de Biden.

"Fue realmente muy desafortunado y un difícil momento para todos, para Estados Unidos y para nuestro vicepresidente, que había ido a reafirmar el firme apoyo" a Israel, señaló en una entrevista con la cadena de televisión CNN.

Clinton hizo ayer una dura y larga llamada telefónica a Netanyahu en la que expresó las "fuertes objeciones" al anuncio, que "socava la confianza en el proceso de paz y en los intereses de Estados Unidos" en la región.

Ese mismo día, el Cuarteto para Oriente Medio (formado por EE. UU., la ONU, Unión Europea y Rusia) también condenó la decisión israelí y advirtió de que se reserva la posibilidad de "adoptar nuevas medidas" si la situación lo requiere.

Etiquetas