Despliega el menú
Internacional

VIAJE OFICIAL

Moratinos no visitará a Fariñas en Cuba

El ministro español inicia una visita de tres días para apoyar el esfuerzo de la Iglesia católica por mejorar los derechos humanos.

Moratinos.
Moratinos viajará a Cuba del 5 al 8 de julio para acompañar
AFP PHOTO

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, espera reunirse con el presidente cubano, Raúl Castro, durante la visita que va a realizar esta semana a la isla, pero no tiene intención de visitar al disidente Guillermo Fariñas, quien mantiene una huelga de hambre de más de tres meses.

El jefe de la diplomacia española ha explicado que en la agenda de su visita no hay una entrevista con Castro porque aún no se ha cerrado, pero ha confiado en que se pueda concretar. "Espero que así sea", ha dicho.

Moratinos sí tiene prevista una reunión con el canciller cubano, Bruno Rodríguez, y con el arzobispo de La Habana, cardenal Jaime Ortega, pero no prevé cita alguna con representantes de la disidencia.

Ha confirmado, en concreto, que no visitará a Fariñas, quien mantiene su huelga de hambre para pedir la libertad de 26 opositores encarcelados enfermos.

El periodista y psicólogo cubano mantiene esa postura desde que el también opositor Orlando Zapata muriera a finales del pasado febrero después de secundar durante 85 días la misma protesta.

El titular de Exteriores ha precisado que la embajada española ha visitado a Fariñas "en varias ocasiones" y se ha preocupado por su estado de salud.

"Le deseamos que deje la huelga de hambre porque, en definitiva, creo que su objetivo de significar la situación en Cuba ya toda la comunidad internacional lo sabe, y haremos todo lo posible para que pueda recuperar una vida normal", ha explicado el ministro, quien ha recalcado que "lo mejor para todos es que abandone la huelga de hambre".

Sobre si el Gobierno español va a hacer alguna propuesta concreta para que Fariñas desista de su huelga, Moratinos ha comentado que ya se han planteado varias.

"Desde el primer día o la primera semana de la huelga de hambre -ha insistido-, hemos hecho gestiones. Todas las semanas hacemos gestiones. Estamos haciendo gestiones y trasladando la voluntad de que lo mejor para todos es que abandone la huelga de hambre, aunque la respetamos, es legítimo, es un derecho individual".

"Nuestro pensamiento es que, sobre lo que él buscaba, puede sentirse satisfecho y lo que tiene que hacer ahora es trabajar, como todos hacemos, para mejorar la situación de los derechos humanos en Cuba", ha agregado.

"Aparte de eso -ha continuado-, lógicamente yo tengo otros objetivos en mi estancia en Cuba que merecen la pena que puedan dar resultados y servir a todos los ciudadanos de Cuba y, lógicamente, a los intereses de España y Cuba a medio y largo plazo".

Moratinos ha subrayado que la política del Gobierno es seria, no de corto plazo, y vela por los intereses españoles en Cuba y en toda Latinoamérica.

De ahí que haya señalado que la política con Cuba no se mida por una "photo opportunity" ni una acción coyuntural que pueda dar réditos al ministro que la lleva a cabo.

Además, ha defendido la política del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero hacia Cuba frente al "aislamiento" defendido por el Ejecutivo de José María Aznar (estaba presente en el acto el ex ministro de Exteriores Josep Piqué) porque se ha conseguido "algo", aunque no todo lo que habría gustado.

Como ejemplo, ha dicho que ha habido liberaciones de presos políticos y se han acometido algunas reformas internas.

Etiquetas