Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

ALBANIA

Masivas manifestaciones en recuerdo a los muertos en las protestas antigubernamentales

Unas 200.000 personas salieron a las calles de Tirana para recordar a los tres amnifestantes fallecidos durante las protestas contra el Ejecutivo de Berisha.

Una manifestante porta un retrato de un fallecido y un clavel
Masivas manifestaciones en recuerdo a los muertos en las protestas antigubernamentales
EFE

Miles de personas han participado en Tirana en una manifestación para homenajear a las tres personas que murieron hace una semana en los violentos enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes que pedían la dimisión del Gobierno.

La marcha silenciosa fue convocada por el opositor Partido Socialista (PS), cuyo líder, Edi Rama, había pedido a los participantes que no respondieran a provocaciones y respetaran el carácter pacífico de la marcha.

La manifestación recorrió el bulevar principal de Tirana hasta la sede del Gobierno, que estaba acordonada con alambre de espino y protegida por una amplio despliegue policial. Frente al edificio, se podía leer en una enorme pancarta la palabra: «Justicia».

Vestidos con trajes negros en señal de luto y acompañados de música fúnebre, los participantes, unos 200.000 según el PS, colocaron ofrendas florales en los lugares donde el pasado viernes cayeron abatidas tres personas por disparos.

«Hemos salido para colocar una flor y honrar a los hijos que nos mató el Gobierno», declaró Flora, una de las manifestantes.

«Hoy hemos salido para conmemorar a los muertos, pero estaremos aquí todos los días, hasta que se haga justicia y se marche este Gobierno corrupto», afirmó Naim, de 25 años.

Acusaciones encontradas

Rama, alcalde de Tirana, acusa al Ejecutivo de recurrir a la violencia para mantenerse en el poder, mientras que el primer ministro conservador, Sali Berisha, asegura que los disturbios fueron el resultado del intento del PS de ejecutar un golpe de Estado con la complicidad de la Fiscalía y los servicios secretos.

Representantes de la Unión Europea (UE) y de Estados Unidos habían solicitado a la oposición que cancelara esta manifestación para evitar posibles disturbios, mientras que la Policía albanesa afirmó ayer que la marcha suponía un «peligro para la seguridad del Estado» y que no podía garantizar la seguridad de los manifestantes.

Berisha acusó hoy de nuevo a Rama de organizar el intento de golpe y de haber pagado dos millones de dólares a grupos de «bandidos, delincuentes y drogadictos» para que ocuparan la sede del gobierno, y que sus planes eran asaltar también el Parlamento y la televisión estatal.

De los 113 manifestantes detenidos por la policía en la protesta, ninguno ha sido imputado por posesión ilegal de armas.

La fiscalía ha emitido ordenes de detención contra seis militares de la Guardia Republicana como sospechosos de los asesinatos, un arresto que Berisha se ha negado a ejecutar, al entender que los uniformados realizaron una labor «heroica» en defensa de las instituciones.

Los socialistas piden elecciones generales anticipadas, al entender que en los comicios de 2009 hubo fraude electoral. Por su parte, Berisha ha repetido que los comicios «se celebrarán quizá el último domingo del 2013».

Albania, un país ex comunista de 3,2 millones de habitantes, es miembro de la OTAN y aspira a ingresar en la UE.

Etiquetas