Despliega el menú
Internacional

HAITÍ

Más de 7.000 delincuentes escapados de prisión siembran el terror en Puerto Príncipe

La vida de cerca de 37.000 embarazadas y sus bebés corren peligro por las pésimas condiciones sanitarias tras el terremoto

madrid. Las Fuerzas de Seguridad de Haití se sienten desbordadas por el recrudecimiento de la inseguridad en Puerto Príncipe, donde alrededor de 7.000 "bandidos" se están aprovechando de la situación creada por el terremoto del 12 de enero para cometer saqueos y violaciones, según informó el director de la Policía Nacional, quien precisó que entre los numerosos presos que huyeron de la cárcel el día del seísmo y que están sembrando el terror entre la población figuran importantes criminales y altos responsables condenados por desvío de fondos y tráfico de drogas.

"Los bandidos se aprovechan de los apagones que sufre la capital de Haití para acosar y violar a mujeres y chicas refugiadas en las tiendas de campaña", denunció el director de la Policía Nacional, Mario Andrésol. Las organizaciones de mujeres ya han registrado numerosos casos y han alertado a los representantes de la ONU en Haití, pero de momento no hay cifras exactas sobre las víctimas de estos delitos.

"Tenemos más de 7.000 bandidos en las calles, huidos de la prisión central en la tarde misma del terremoto", declaró Andrésol. El grupo incluye a violadores, ladrones, jefes de bandas, traficantes de drogas, secuestradores y delincuentes de todo tipo. "Habíamos necesitado cinco años para detenerlos y ahora están todos libres y van a constituir una fuente de problemas", agregó.

Según la agencia de noticias local Haiti Press Network, varios evadidos de la cárcel han sido ejecutados en los barrios populares.

Mientras, la vida de cerca de 37.000 haitianas embarazadas y de sus bebés se encuentra en peligro debido a las pésimas condiciones en las que se encuentra el sistema sanitario de las zonas devastadas por el terremoto y alrededor de un millón de niños han quedado huérfanos, de uno o de sus dos padres.

Además, los equipos médicos que atienden a los supervivientes del terremoto han informado a la Organización Mundial de la Salud de que han descubierto numerosos casos de diarrea, rubeola y tétanos. Está previsto que la próxima semana el Gobierno haitiano comience, en colaboración con la OMS y Unicef una campaña de vacunación.

El jefe de la Misión de la ONU, Edmond Mulet, advirtió ayer de que el país necesitará varias "décadas" para recuperarse.

Proteger el patrimonio cultural

Por otro lado, la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) alertó ayer de que el patrimonio cultural, mobiliario y artístico haitiano corre grave peligro de saqueo y "es importante impedir que los cazadores de tesoros hurguen en los escombros" de los numerosos sitios culturales derrumbados.

En España, los vecinos del Real Sitio de San Ildefonso-La Granja (Segovia) despidieron de forma multitudinaria las cenizas de la funcionaria de la UE Pilar Juárez, fallecida en el terremoto.

Etiquetas