Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

20º ANIVERSARIO

Los padres de la reunificación alemana recuerdan la caída del Muro de Berlín

Los ex dirigentes de la URSS, EE. UU. y Alemania vivieron un reencuentro histórico, 20 años después.

El ex presidente de la URSS, Mijail Gorbachov (izquierda), sentado junto George Bush padre (centro) y el ex canciller Helmut Kohl (derecha), ayer en Berlín.
Los padres de la reunificación alemana recuerdan la caída del Muro de Berlín
TIM BRAKEMEIER/EFE

El Friedrichstadtpalast, el más famoso teatro de variedades de Berlín se convirtió ayer en el escenario de un emotivo homenaje a tres prominentes políticos que hace casi 20 años fueron protagonistas, cada uno a su manera, de uno de los capítulos más relevantes de la historia del siglo XX: La caída del Muro y la posterior reunificación de Alemania. Gracias a una iniciativa de la fundación Konrad Adenauer, Helmut Kohl, George Bush padre y Mijail Gorbachov volvieron a reunirse en la capital alemana para conmemorar la gesta popular pacífica que derrumbó la odiada barrera de acero y hormigón

 

Los tres prominentes jubilados de la guerra fría fueron recibidos con una ovación por más de 1.500 personas que tuvieron la suerte de ser testigos de un reencuentro histórico y de la reaparición en Berlín del ex canciller Kohl, que hace casi dos años sufrió un accidente en su hogar y un derrame cerebral, que le obliga a utilizar una silla de ruedas para desplazarse.

 

Durante el homenaje, convocado bajo el lema 'El triunfo de la libertad', Helmut Kohl, aún marcado por las secuelas del derrame y con serias dificultades para articular, recordó que George Bush y Mijail Gorbachov habían sido un "regalo del cielo" para Alemania a causa del papel que desempeñaron ambos líderes en el difícil proceso de negociación entre las cuatro potencias vencedoras de la segunda guerra mundial y que culminó con la ansiada reunificación del país.

 

"El cielo nos ayudó"

Tanto Bush como Gorbachov apoyaron el proceso de reunificación que se puso en marcha después de la caída del Muro, una actitud que contrastó con la posición que defendieron Londres y París, que en un comienzo deseaban que siguieran existiendo los dos estados alemanes.

"Los dos fueron un regalo del cielo para nosotros. La reunificación no cayó del cielo, pero el cielo nos ayudó", dijo Kohl, quien emocionó al público cuando admitió sentirse "feliz y honrado" por haber podido estar presente en el acto que reunió a los tres padres de la reunificación. En vísperas del encuentro de Berlín, nadie sabía si el famoso "canciller de la unidad" acudiría a la cita y si sería capaz de intervenir en el acto.

 

Pero la enfermedad no acabó con la lucidez del ex canciller de 79 años. "No tenemos muchas razones para estar orgullosos de nuestra historia", dijo Kohl. "Pero ahora tenemos muchas razones para estar orgulloso por la reunificación alemana. Logramos alcanzar la reunificación juntos, en paz y libertad y con la ayuda de nuestros vecinos".

 

George Bush, quien llegó al acto acompañado de su esposa Barbara y apoyándose en un bastón para poder caminar, evitó recordar su propia gestión en los difíciles momentos que siguieron a la caída del muro -fue el único jefe de estado de la cuatro potencias vencedoras que apoyó sin vacilar la reunificación alemana-, prefirió destacar que los sucesos históricos que culminaron con la caída del Muro no tuvieron lugar en Moscú, Berlín y Washington sino "en el corazón y en las mentes de la gente" que decidió luchar por sus derechos y libertades.

"Estoy feliz de poder estar aquí junto con antiguos mis colegas" dijo el ex presidente estadounidense de 85 años. "El Muro nunca pudo borrar nuestro sueño de una Alemania unida, una Alemania libre y una Alemania orgullosa", añadió.

 

"Gorbachov, eche abajo el Muro"

Mijail Gorbachov tuvo el raro mérito de provocar una exclamación de asombro entre el público cuando recordó la frase pronunciada por Ronald Regan desde el sector occidental de Berlín ante la puerta de Brandeburgo: "Señor Gorbachov, eche abajo el Muro".

 

"Sabemos que la primera especialidad de un presidente es ser actor", dijo el ex líder soviético.

Pero Gorbachov también tuvo el acierto de hacer reír al público reunido en el teatro berlinés cuando dijo que ahora, casi veinte años después de la caída del Muro, Estados Unidos también necesitaba una Perestroika. "Estados Unidos necesita más transparencia y apertura. Hay vientos de cambio que pueden ser favorables para todo el mundo y el pueblo ha elegido a Barack Obama", dijo el ex presidente soviético.

Etiquetas