Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

GOLPE DE ESTADO EN MAURITANIA

Los golpistas mauritanos prometen elecciones presidenciales libres

Tropas militares detuvieron al presidente del país Sidi Old Cheij Abdalahi tras un año en el poder y anunciaron la creación de un "Consejo de Estado" presidido por el jefe del Estado Mayor del Ejército, el general Mohamed El Ghazuani. El país atraviesa una grave crisis por el encarecimiento de los alimentos.

El recién formado Consejo de Estado de Mauritania anunció que ha puesto fin a los poderes del presidente de la República, Sidi Mohamed Ould Cheikh Abdallahi, investido el pasado 19 de abril de 2007 y derrocado ayer en un golpe de Estado, y dio a conocer su voluntad de organizar elecciones presidenciales "libres y transparentes" en un período que será "lo más corto posible", según informó la Agencia Mauritana de Información.

El Consejo de Estado anunció en un comunicado que tomará las medidas necesarias para garantizar la continuidad del Estado. Asimismo, supervisará, junto con las instituciones, la clase política, la sociedad civil, y la celebración de las elecciones presidenciales, que permite reactivar el proceso democrático y refundar las bases permanentes.

Aparte del hombre que encabezó el golpe de Estado perpetrado ayer en Mauritania, el general Mohamed Ould Abdelaziz, quien hasta hoy era el jefe del Estado Mayor del Presidente de la República (la Guardia Presidencial), el Consejo lo formarán otros tres militares, el jefe del Estado Mayor del Ejército, general Mohamed Ould Cheikh Mohamed Ahmed; el jefe del Estado Mayor de la Guardia Nacional, el general Félix Negri; y el jefe del Estado Mayor de la Gendarmería, Ahmed Ould Bekrin.

Estas elecciones, que se organizarán dentro de un período lo más corto posible, serán "libres y transparentes" y permitirán un funcionamiento continuo y armonioso del conjunto de poderes constitucionales. "El Alto Consejo de Estado se compromete a respetar todos los tratados y compromisos internacionales y los convenios que Mauritania ha suscrito", reza el comunicado.

Sidi Mohamed Ould Cheikh Abdallahi, el primer presidente elegido democráticamente en la historia de Mauritania, fue derrocado mediante un golpe de Estado liderado por el jefe de la Guardia Presidencial, el general Mohamed Ould Abdelaziz, quien fue destituido horas antes, junto a otros tres altos cargos militares y que había formado parte, al igual que los otros golpistas, de la junta militar que tomó el poder hace justamente tres años en otro golpe de Estado.

Etiquetas