Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

AFGANISTÁN

Los errores de la coalición internacional llevan a Kabul a pedir cambios en la presencia extranjera

La presidencia francesa de la Unión Europea declaró su "consternación" ante la muerte de "numerosos civiles". "No existe solución únicamente militar" en Afganistán, reafirmó el jefe de la diplomacia francesa, Bernard Kouchner.

Afganistán anunció este lunes su deseo de renegociar los términos de la presencia militar internacional, tras bombardeos que el pasado viernes se cobraron por error la vida de 90 civiles y que el Pentágono calificó de "golpe legítimo" contra los talibanes.

En los últimos meses, el presidente afgano, Hamid Karzai, y otros líderes políticos, han instado en vano a la prudencia a las fuerzas internacionales, advirtiendo de que este tipo de equivocaciones pueden volverse en su contra y levantar el rencor de la población y el gobierno. Por su parte, las fuerzas internacionales aseguran que hacen todo lo posible por disminuir la posibilidad de "daños colaterales", pero los repetidos bombardeos mortales han exasperado visiblemente a Kabul.

En una resolución adoptada el lunes en nombre de la "soberanía de Afganistán", el consejo de ministros otorgó un mandato a los ministros de Defensa y Relaciones Exteriores para "abrir negociaciones con las fuerzas internacionales", según un comunicado del ejecutivo. El objetivo es "renegociar los términos de la presencia de la comunidad internacional en Afganistán" y "establecer los límites y las responsabilidades de las fuerzas internacionales, conforme a las leyes afganas e internacionales", precisa la nota.

El consejo de ministros asimismo "condena en los términos más duros" los recientes bombardeos aéreos que causaron víctimas civiles.

El portavoz del Pentágono, Bryan Whitman, estimó que el ataque del viernes fue un "golpe legítimo contra los talibanes" aunque "lamentablemente hubo víctimas civiles". La Casa Blanca, por su parte, indicó que "comprende las preocupaciones del presidente Karzai" y espera "los resultados de la investigación en curso".

La presidencia francesa de la Unión Europea declaró su "consternación" ante la muerte de "numerosos civiles". "No existe solución únicamente militar" en Afganistán, reafirmó el jefe de la diplomacia francesa, Bernard Kouchner.

Los errores

Más de 90 civiles, en su mayoría mujeres y niños, fallecieron el viernes en un ataque de la coalición cerca de la localidad de Azizabad, en el distrito occidental aislado de Shindand, donde están asentados los insurgentes, según una comisión de investigación presidencial.

La coalición, que el viernes aseguró haber matado únicamente a 30 insurgentes en ese bombardeo, abrió su propia investigación.

En julio, sendos ataques aéreos de las fuerzas internacionales se cobraron la vida de 64 civiles, en las provincias de Nuristán y Nangarhar, según las autoridades afganas.

Las fuerzas internacionales absuelven en la mayoría de los casos a los soldados implicados en estos casos, al término de largas investigaciones, privilegiando su seguridad y con el argumento de que respetaron las reglas para abrir fuego.

Según la comisión afgana independiente de derechos humanos, más de 900 civiles fallecieron desde inicios de 2008 en actos violentos, provocados por insurgentes o por las fuerzas de seguridad afganas e internacionales.

Etiquetas