Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

CONFLICTO

La revuelta se extiende por todo Egipto

El ministro de Asuntos Exteriores avisa de que el Ejército podría intervenir si hay caos en el país.

Manifestantes contra Mubarak sostienen una bandera egipcia gigante mientras se concentran en la calle del Parlamento, en El Cairo.
La revuelta se extiende por todo Egipto
A. P./EFE

El comité encargado por el presidente egipcio, Hosni Mubarak, de reformar la Constitución anunció ayer que se enmendarán seis artículos, entre ellos el referido a los requisitos para presentar una candidatura presidencial. Sin embargo, estas concesiones, impensables al comienzo de las revueltas, no han servido para aplacar los ánimos de los manifestantes egipcios que ayer volvieron a manifestarse en la plaza cairota de Tahrir y ampliaron sus protestas a otros lugares, como delante del Parlamento y otras localidades.

La revuelta ha llegado hasta rincones recónditos y tradicionalmente pacíficos de Egipto como el oasis de Jarga, en el sur, donde ayer murieron al menos cuatro civiles y otras 60 personas resultaron heridas en choques con la Policía.

Según señalaron testigos presenciales, la detención de unos jóvenes desató la ira de cientos de personas en la localidad, que se dirigieron a una comisaría para protestar y sufrieron la respuesta de los policías, que abrieron fuego contra ellos. Trece personas permanecen hospitalizadas en estado grave, informaron fuentes de los servicios de seguridad, mientras que el resto fueron dados de alta tras ser atendidos principalmente por síntomas de asfixia causada por gases lacrimógenos.

Las mismas fuentes añadieron que grupos de manifestantes prendieron fuego al coche del gobernador y rodearon la sede del gobierno provincial en una protesta por la demora en la entrega de unas viviendas que las autoridades les habían prometido.

Asimismo, trabajadores del canal de Suez, que une el mar Mediterráneo con el mar Rojo y por el que pasan 2,5 millones de barriles de petróleo diarios, se manifestaron para pedir mejoras salariales y contra la precariedad laboral.

Mientras, los manifestantes en la plaza de Tahrir de El Cairo, cada vez más organizados y a los que se están sumando recién llegados de todos los rincones del país, parecen estar en compás de espera de cara a la jornada de mañana, que ya ha sido bautizada como el 'Viernes de los Mártires' y que se espera que congregue nuevamente a cientos de miles de personas.

 

El 'Viernes de los Mártires'

«Esperamos que el 'Viernes de los Mártires' será el mayor funeral del mundo para despedir a 300 egipcios», señaló en su cuenta de Twitter Wael Ghonim, el directivo de Google que fue liberado el lunes tras estar detenido más de una semana y que promovió el grupo de Facebook al que se considera uno de los promotores de las actuales protestas.

Los manifestantes recibieron ayer el respaldo de los principales sindicatos del país, que han llamado a una huelga general. Según Al Yazira, unos 20.000 trabajadores se han sumado a este paro en todo el país.

El ministro egipcio de Asuntos Exteriores, Ahmed Abul Gheit, advirtió de que el Ejército podría intervenir si hay caos en el país, en una entrevista transmitida ayer por el canal por satélite emiratí Al Arabiya. Abul Gheit subrayó que hay que preservar la Constitución hasta que esta se modifique para proteger Egipto «de algunos aventureros o personalidades» que puedan decir que supervisarán la fase del proceso interino.

Etiquetas