Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

La Policía tardó 20 minutos en reducir a Brevik, quien tenía mucha munición

Los agentes tardaron en llegar a la isla porque no tenían helicópteros disponibles. Los fallecidos ya son 93, tras la muerte de uno de los heridos.

Operativo de rescate que busca nuevas víctimas en las orillas de la isla de Utoya
La Policía noruega tardó veinte minutos en reducir a Brevik, quien todavía tenía gran cantidad de munición
EFE

La Policía noruega tardó veinte minutos en reducir al presunto autor de la matanza de Utoya y el atentado con coche bomba de Oslo, Anders Brevik, quien todavía disponía de gran cantidad de munición en el momento de su arresto, según han informado este domingo las autoridades.

La operación para detener a Brevik comenzó a las 18.09 de la tarde, momento en el que las fuerzas especiales hicieron acto de presencia en la isla. El sospechoso fue detenido a las 18.27, según las autoridades.

Hasta ese momento, Brevik llevaba ya hora y media ejecutando la masacre, que ha dejado al menos 85 muertos, todos ellos jóvenes que acudían a la conferencia de juventudes del Partido Laborista.

El portavoz policial, Sveinung Sponheim , explicó que las fuerzas del orden tuvieron que llegar en coche a la isla al no disponer de un helicóptero, según comentarios recogidos por el diario 'VG'.

Sponheim reconoció que, en principio, la isla estaba vigilada por un agente de Policía. Sin embargo, no pudo precisar dónde se encontraba el agente en el momento del ataque.

Los muertos ya son 93

El número de víctimas mortales en los atentados aumentó a 93 por la muerte de un herido grave de la masacre en la isla de Utoya, informó el canal NRK.

El herido murió en el hospital Ullevål de Oslo. Con ello aumenta a al menos 86 el total de víctimas que el asesino confeso Anders Behring Breivik mató haciéndose pasar por policía el viernes en un campamento de verano para jóvenes.

Previamente habían muerto siete personas a causa de una bomba en el distrito gubernamental de Oslo. La policía sigue buscando sin embargo a más posibles víctimas entre los escombros.

También en el fiordo de Tyri los equipos de rescate buscan a cinco desaparecidos, que podrían haberse ahogado al intentar huir del atacante.

Un portavoz policial dijo que en el hospital de Ullevål hay diez u once heridos cuya vida corre peligro. En total han sido tratados 100 heridos de ambos atentados.

Etiquetas