Despliega el menú
Internacional

MATANZA

La ola de violencia no cesa en México

Un grupo de 30 sicarios asesina a 19 internos de un centro de rehabilitación de toxicómanos en Chihuahua.

Funcionarios forenses trabajan en el centro donde sucedieron los crímenes en Chihuahua.
La ola de violencia no cesa en México
STR/EFE

Al menos 19 personas fueron asesinadas y otras seis heridas en un centro de rehabilitación de toxicómanos de Chihuahua, capital del estado del mismo nombre en el norte de México, según informaron ayer fuentes oficiales.

El portavoz del Centro de Investigación Policial de Chihuahua, Saúl Hernández, informó de que un grupo de unos 30 sicarios que portaban rifles AK-47 asaltó la medianoche del jueves el Centro de Rehabilitación Fe y Vida, en el norte de la capital estatal, y atacó a los pacientes.

La matanza ocurrió en una casa que funciona como centro para el tratamiento de adicciones, en el barrio Revolución, en el noroeste de la urbe, donde se encuentran las sedes del Gobierno del Estado.

Hernández explicó que, según los primeros datos aportados por testigos, el grupo provisto con armas largas accedió al centro y sacó a más de 20 internos para, después, formarles y dispararles por la espalda, a modo de fusilamiento. En el lugar se encontraron 184 cartuchos calibre R-15 y 22 calibres 308.

"Es un edificio de tres niveles. Les hicieron bajar y les obligaron a acostarse y les dispararon", dijo un portavoz policial. Los cuerpos de las 19 personas asesinadas en Chihuahua están en proceso de identificación. Todas las víctimas son hombres.

El portavoz indicó que los heridos fueron trasladados a distintos hospitales de la ciudad, donde se montaron dispositivos de vigilancia policial integrados por agentes de la Policía Local y federales.

Versiones extraoficiales señalan que las víctimas podrían estar vinculadas al cártel de Sinaloa, que encabeza Joaquín 'El Chapo' Guzmán, y haber sido asesinadas por un grupo rival vinculado con el cártel de Juárez, dirigido por Vicente Carrillo Fuentes.

"Se lo merecían"

Fuentes judiciales citadas por el diario local 'El Universal', comentaron que en el centro de rehabilitación fueron halladas cuatro pancartas con el siguiente mensaje: "Gente valiente, noble, no se dejen engañar por nadie. Murieron porque lo merecían, por sus acciones... esto es lo que les pasa a los cerdos, ratas, asesinos, secuestradores, violadores. Pobres pendejos, cualquiera los engaña".

Chihuahua es uno de los estados que registra el mayor número de homicidios promovidos por los cárteles de la droga que luchan por el control de la ruta de la droga que se comercializa en Estados Unidos. En esa región se encuentra la peligrosa Ciudad Juárez, donde el año pasado fueron asesinadas unas 2.700 personas en manos del crimen organizado.

El año pasado también en Ciudad Juárez hubo varios ataques a centros de rehabilitación de drogodependientes, entre los que destaca el ocurrido en septiembre, cuando fueron asesinatos 18 jóvenes en el conocido como El Aliviane, localizado en la Colonia Bella Vista.

En los últimos dos años, sucesos ocurridos en centros de ayuda a adictos a las drogas han dejado más de medio centenar de muertos en el estado.

Por otro lado, el miércoles seis mexicanos y un hombre y una mujer colombianos, presuntos sicarios del cártel de las drogas de los hermanos Beltrán Leyva, murieron en un enfrentamiento con la Armada que dejó además cinco soldados heridos. El enfrentamiento tuvo lugar en la periferia de la ciudad de Colima, a 737 kilómetros al oeste de Ciudad de México.

El Gobierno de México desplegó a más de 50.000 militares para enfretarse a los cárteles.

Etiquetas