Despliega el menú
Internacional

TEMPORAL

La nieve y las bajas temperaturas complican la vida a media Europa

Las inundaciones colapsan países del Este como Albania. En EE. UU., el temporal se ha cobrado ya 20 vidas.

La nieve y las bajas temperaturas complican la vida a media Europa
La nieve y las bajas temperaturas complican la vida a media Europa
AFP

Las fuertes nevadas y bajas temperaturas que se registran en los países de Europa occidental obligaron ayer a las autoridades a decretar el cierre de carreteras y colegios así como a pedir a muchos ciudadanos que permanecieran en sus viviendas.

 

En Francia, el servicio de meteorología decretó la alerta por nevadas en medio país. En Orange, en Provence, se registraron nevadas de hasta 20 centímetros mientras que en Alencon, en Normandía, el espesor de la nieve caída alcanzó los 30 centímetros.

 

En el sur de París se registraron temperaturas de hasta -20 grados y se prohibió la circulación de camiones. En la costa sur del país las autoridades decidieron cerrar las escuelas y pidieron a los ciudadanos permanecer en sus hogares ante la escasez de la sal destinada a proteger las carreteras del hielo.

Asimismo, el tráfico se vio afectado por el temporal entre los Alpes y los Pirineos así como en el norte del país. Las nevadas continuarán este fin de semana.

 

También en el Reino Unido se espera que continúen las bajas temperaturas y el viento helado que provoca que la sensación térmica por el frío sea aún mayor. Escocia registró en la noche del jueves al viernes hasta 22 grados bajo cero. En el resto del país las temperaturas descendieron también notablemente y provocaron problemas tanto en las carreteras como en los principales aeropuertos de Londres. Miles de escuelas tuvieron que ser cerradas y se disparó la demanda de gas.

 

En Alemania, las autoridades de defensa civil y ayuda en catástrofes recomendaron a la gente aprovisionarse con agua potable, alimentos, medicamentos, velas y baterías para el caso de cortes de energía derivados de las tormentas de nieve y llamaron a evitar en lo posible salir con el coche por el estado de las carreteras. Para hoy, el servicio meteorológico pronosticó fuertes nevadas acompañadas de ráfagas de viento en todo el país que podrían llegar a los 50 centímetros en algunas regiones.

 

Los aeropuertos y las estaciones de ferrocarril fueron puestos en estado de alerta y se preparan para atender a miles de pasajeros que podrían quedar varados por la ola de frío. El aeropuerto de Fráncfort advirtió de que podrían producirse retrasos y cancelaciones en los vuelos. El personal de defensa civil también está preparado para evacuar autopistas y suministrar bebidas calientes y mantas en caso de atascos.

 

Italia también se vio afectada ayer por el temporal, sobre todo en la parte norte del país. El paso fronterizo con Francia de Col de Larche, en Cuneo, tuvo que ser cerrado al tráfico mientras que se prohibió el paso de camiones de gran tonelaje por el de Aosta, que conecta Italia con Francia. En el Tirol italiano hay riesgo de avalanchas.

 

En Albania, sin embargo, es la lluvia la que está colapsando el país. Las inundaciones que sufre el noroeste obligaron ayer a evacuar a 4.000 personas, 2.100 casas resultaron anegadas y más de 10.000 hectáreas de tierra se encuentran bajo las aguas, según informaciones oficiales divulgadas ayer. El nivel de las aguas ha llegado hasta los dos metros de altura en algunas zonas de la llanura noroccidental, cerca del mar Adriático, de acuerdo con datos del Ministerio del Interior.

 

Aunque el temporal ha dado una tregua en el este de Europa, hasta el punto de que el termómetro subió en Belgrado hasta los 6 grados, en Bosnia, Hungría y Macedonia también siguen las inundaciones.

 

Al otro lado del Atlántico, Estados Unidos está inmerso ya en un temporal de frío ártico que ha dejado unos 20 muertos, y se prepara para afrontar un fin de semana con nuevas nevadas y heladas, especialmente en el sur del país, donde se temen importantes daños en viviendas y cultivos.

 

Según el meteorólogo Jim Wilson, el 60% de la población sufrirá durante el fin de semana temperaturas de entre 0 y -10 grados. Las alertas por frío han saltado sobre todo en el sur, donde la conjunción de la corriente de frío ártico con la humedad del Golfo de México ha extendido un manto helado por regiones normalmente cálidas, como Florida, Atlanta y Georgia, que está registrando récords por las bajas temperaturas.

Etiquetas