Internacional
Suscríbete

MÉXICO

La matanza de 72 sin papeles indigna al mundo

La última acción de la organización criminal Los Zetas en Tamaulipas permite recordar que casi 10.000 emigrantes fueron secuestrados entre septiembre de 2008 y febrero de 2009.

Algunos de los 72 cuerpos encontrados
La matanza de 72 sin papeles indigna al mundo
AFP

Conforme se conocen detalles e imágenes de la matanza de 72 sin papeles de Centro y Sudamérica en Tamaulipas la indignación crece en el mundo entero. Gobiernos de la región, organizaciones defensoras de los derechos humanos y de los emigrantes y ciudadanos de a pie condenan la última salvajada de Los Zetas. Además, también se criticó duramente al presidente Felipe Calderón, por la falta de una política migratoria integral que frene los secuestros masivos de emigrantes ilegales que cruzan México en su camino hacia la prosperidad que esperan encontrar en Estados Unidos.

Tras la carnicería, llegaron los calificativos y las expresiones de repulsa. "Sumamente grave" y "absolutamente indignante", dijo el Ejecutivo federal mexicano. Según el portavoz del ministerio de Seguridad, Alejandro Poiré, "lo que ilustran (los hechos) es que el crimen organizado no tiene ningún límite ni parangón ético". Calderón afirmó estar "triste e indignado por la cobardía de los criminales. Hay que combatirlos con todo hasta terminar con esas bandas". El Departamento de Estado de los EE. UU. lo calificó de "hecho terriblemente trágico".

Las declaraciones apesadumbradas no conforman a los miembros de organizaciones sociales y de Derechos Humanos, quienes denunciaron que desde hace más de dos años se suceden secuestros de centroamericanos y su explotación laboral y sexual. Igualmente apuntaron a la "clara concusión" entre policías y agentes federales de Migración con el crimen organizado. Según Alberto Herrera, director ejecutivo de Amnistía Internacional México, "la situación es escandalosa". Los emigrantes enfrentan "toda clase de abusos, secuestros, violencia sexual y asesinatos" por parte de delincuentes pero "en ocasiones participan funcionarios".

Por su parte, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) recordó en un comunicado un estudio según el cual entre septiembre de 2008 y febrero de 2009, fueron secuestrados 9.758 sin papeles. El precio medio del rescate es de 2.000 euros.

Ni el sexo, ni la nacionalidad

Marisolina y su amiga tuvieron suerte. Los Zetas las tuvieron tres meses lavando ropa y sirviendo comidas. Marisolina no tenía nadie que pagara los 2.500 euros que pedían por su liberación. Una noche, el Perro le explicó que llevaba "la ropa tan sucia" porque mataba emigrantes. "Primero los hago en cachitos para que quepan en los tambos y luego les prendo fuego hasta que no queda nada de esos pendejos". Apoyada por la CNDH, cuenta al diario 'El Universal': "Yo lavé, muchas veces, la sangre de esa gente. Al tallar la ropa salían los pedazos de carne. Todo olía a hollín, que para mí, eso significa olor a muerte". Sin embargo, pasó de testigo a imputada porque las autoridades no comprenden por qué el Perro la dejó marchar.

Etiquetas