Internacional
Suscríbete

La esposa de Gadafi quiere comprar un hotel en un balneario croata

El diario que publica la noticia no revela las fuentes de su información, pero asegura que las negociaciones comenzaron poco después de la escalada de las operaciones de los rebeldes en Libia hace varios meses.

Safia, la esposa del huido líder libio Muamar el Gadafi, negocia la compra de un terreno y un antiguo hotel en el balneario Igrani de la costa adriática croata, cerca del centro turístico de Makarska, informaron hoy los medios locales.

Según el diario 'Makarska kronika', se trata de un terreno y un edificio construido en tiempos de la antigua Yugoslavia que ahora está deteriorado y abandonado y pertenece a varios propietarios croatas y, en parte, al Fondo estatal de privatización.

Las negociaciones de Safia Farkash Gadafi -musulmana de origen croatobosnio nacida en la ciudad de Mostar (sur del Bosnia)- sobre la compra de inmuebles en Igrani se encuentran en una fase avanzada, indica el diario.

Los contactos se llevan a cabo mediante una empresa bosnia y la familia Maghrabi, de la que no se precisan detalles, pero que supuestamente también posee inmuebles en la zona.

El diario, que no revela las fuentes de su información, asegura que las negociaciones comenzaron poco después de la escalada de las operaciones de los rebeldes en Libia hace varios meses.

Tras la llegada de los rebeldes a la capital libia, Trípoli, Safia y tres de sus hijos -Aisha, Hanibal y Mohamed- huyeron del país y fueron acogidos en julio pasado por el Gobierno argelino por "razones humanitarias", mientras el paradero de Gadafi se desconoce.

En tiempos de la antigua Yugoslavia, el coronel Gadafi cursó estudios en la Academia de Fuerzas Aéreas en Mostar y mantuvo buenas relaciones con el líder comunista yugoslavo, Josip Broz Tito, fallecido en 1980

Etiquetas