Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

BIRMANIA

La ayuda llegará por fin a Birmania por medio de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático

Está previsto que el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, llegue a Rangún este miércoles para vistar la zona del delta de Irrawaddy, la más afectada por el ciclón, y para asistir a la conferencia de donantes.

La Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN) asumirá la coordinación de los esfuerzos de ayuda internacional para los damnificados por el ciclón 'Nargis' en Birmania, pero la Junta militar en el poder no permitirá a los cooperantes occidentales acceso incondicional a las zonas del desastre, según anunció Singapur.

"Estableceremos un mecanismo para que la ayuda de todo el mundo pueda entrar en Birmania", anunció el ministro de Exteriores singapurés, George Yeo, al término de una reunión regional para presionar a los militares birmanos a que acepten ayuda extranjera a gran escala y expertos para asistir a los 2,4 millones de personas sin hogar y gravemente afectadas por el ciclón.

Los detalles de esta coordinación se cerrarán con la ONU, que anunció que el próximo 25 de mayo se celebrará una conferencia de donantes en Rangún, la antigua capital. La conferencia, según indicó Naciones Unidas en un comunicado, se centrará en las necesidades de los damnificados por el ciclón Nargis, tanto en ayuda humanitaria como en esfuerzos de recuperación a largo plazo.

A la cita, convocada de forma conjunta por la ONU y la ASEAN, "están invitados a participar los Estados miembros de Naciones Unidas a nivel ministerial", precisó el comunicado. "La conferencia se concentrará en las necesidades de las personas afectadas por el ciclón", añade el texto, en el que los copatrocinadores llaman a la comunidad internacional a mostrarse "a la altura y traducir su solidaridad en compromisos concretos".

Por otra parte, según anunciaron los ministros de Exteriores de la ASEAN en un comunicado, Birmania ha accedido a aceptar a casi 300 trabajadores sanitarios de sus países vecinos y miembros de esta asociación. De hecho, algunos equipos ya han llegado al país, dos semanas después del desastre, pero los cooperantes de fuera de la ASEAN sólo recibirán visados en función de sus casos.

"Tenemos que analizar las necesidades específicas, no habrá un acceso incontrolado", explicó Yeo tras la reunión en la que se designó al director de la ASEAN, Surin Pitsuwan, para que trabaje con la ONU en el reparto de la ayuda.

Visita de Ban Ki Moon

Precisamente, está previsto que el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, llegue a Rangún este miércoles para vistar la zona del delta de Irrawaddy, la más afectada por el ciclón, y para asistir a la conferencia de donantes.

Las agencias humanitarias afirman que el balance de muertos por el paso del 'Nargis', uno de los ciclones más devastadores que ha golpeado Asia, podría aumentar fuertemente a menos que se incremente de forma importante la ayuda alimentaria, de agua, cobijo y medicinas en la zona del delta, considerada el 'granero de arroz' del país.

Sin embargo, la ayuda ha estado llegando con cuentagotas al delta. El Programa Mundial de Alimentos (PAM) dice que ha conseguido hacer llegar arroz y judías a 250.000 de las 750.000 personas que estima están más necesitadas.

Una gran cantidad de refugiados llegó a una localidad de la zona alta del delta tras viajar durante días desde Pyinsalu, uno de los distritos más afectados. "No tenía ningún hijo pero he perdido a todos mis familiares. Ahora sólo estamos mi mujer y yo", relata un hombre, con las ropas empapadas por la lluvia y sin zapatos.

Entretanto, el ex comandante de la división de Irrawaddy visitó hoy dos localidades gravemente afectadas en el delta y pidió "esfuerzos concertados entre el Gobierno, los militares y la población para la reconstrucción de la región", según informó la radio estatal.

Tres días de luto

Por otra parte, la radio estatal anunció tres días de luto por las víctimas del ciclón a partir de mañana. "Puesto que mucha gente murió por el ciclón 'Nargis', hemos declarado tres días de luto del 20 de mayo al 22 y las banderas ondearán a media asta a partir de las 9:00 horas del 20 de mayo", indicó el comunicado oficial.

Asimismo, la radio informó de que el vicesecretario general de la ONU, John Holmes, que se encarga de los asuntos humanitarios, visitó las localidades de Labutta y Bogalay, afectadas por el ciclón, acompañado de responsables gubernamentales. Está previsto que mañana Holmes se entreviste con el primer ministro birmano, Thein Sein, a quien entregará un mensaje de Ban a los generales.

Mientras, las críticas al papel de la Junta continúan. El ministro de Exteriores francés, Bernard Kouchner, acusó de "cobardía" a los países del Consejo de Seguridad de la ONU que no están de acuerdo en presionar a la Junta. China, Rusia, Vietnam y Sudáfrica han expresado su rechazo a que el Consejo desempeñe un papel en este caso, puesto que se trata de una cuestión humanitaria y no política.

"Nosotros denunciamos la inminente muerte de miles de civiles más y somos acusados de inmiscuirnos en los asuntos internos de un Estado soberano", lamentó Kouchner en un artículo de opinión publicado en 'Le Monde'.

El ministro francés reconoció que sólo se han aprobado resoluciones esgrimiendo la "responsabilidad de proteger" incluida en la Carta de la ONU en casos de conflictos armados, pero citó una resolución de 1988 que estipula que dejar a las víctimas de un desastre natural sin prestarles asistencia humanitaria "constituye una amenaza a la vida humana y una ofensa a la dignidad humana".

También el ministro de Exteriores de Singapur se mostró contrario a introducir por la fuerza la ayuda a Birmania. "No tiene sentido que trabajemos sobre la base de introducir a la fuerza la ayuda en Birmania porque eso traería consigo complicaciones innecesarias y llevaría a más sufrimiento al pueblo birmano", afirmó Yeo.

Etiquetas