Despliega el menú
Internacional

ORIENTE PRÓXIMO

La ayuda a Gaza de Naciones Unidas, en peligro por la falta de combustible

Polémica en el Consejo de Seguridad de la ONU por las declaraciones del embajador libio respecto al bloqueo.

La situación del millón y medio de habitantes de la Franja de Gaza irá a peor si el bloqueo israelí sobre este territorio controlado por Hamas se mantiene por más tiempo y en las duras condiciones actuales. La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados palestinos en Oriente Próximo (UNRWA, por sus siglas en inglés) alertó de que si el Gobierno de Tel Aviv no amplía el envío de combustible se interrumpirá el reparto de ayuda humanitaria y la recogida de basuras, entre otros aspectos. La polémica ha llegado incluso al Consejo de Seguridad de la ONU, donde el embajador libio comparó la presión israelí sobre Gaza con el holocausto, declaraciones que motivaron la salida de la sala de los enviados occidentales presentes.

UNRWA suministra comida y otro tipo de ayudas a cerca de dos tercios de los habitantes de Gaza, pero estas iniciativas están en peligro si se mantienen los cortes de combustible actuales. El portavoz de esta asociación de Naciones Unidas, Adnan Hassna, en declaraciones a 'Al Jazeera', señaló que la escasez comenzaría a notarse durante la tarde de hoy si el fuel no llega. "La realidad en Gaza es muy mala y la situación se deteriora hora tras hora", lamentó.

Israel, único aporte de combustible a la Franja, interrumpió sus envíos el 9 de abril, después de que milicianos palestinos atacasen un depósito. La escasez afecta desde el transporte a los hospitales pasando por la recogida de basuras, pero desde el Gobierno de Tel Aviv se recuerda que son las milicias palestinas y sus ataques los únicos culpables, como subrayó hoy el portavoz del Ejecutivo, Mark Regev. Así, a través de la BBC criticó que Hamas supuestamente dificulte la llegada de fuel para aprovechar la situación políticamente. "El régimen terrorista de Gaza ataca deliberadamente los pasos que abastecen a la población de sus importantes suministros", añadió Regev.

Lo cierto es que los enfrentamientos entre los dos lados de la frontera de la Franja han provocado una situación en la que, conforme llega algo más de combustible, se ponen parches a corto plazo. El director de UNRWA, John Ging, anunció el miércoles que el último compromiso de las autoridades hebreas de enviar 100.000 litros de gasóleo a Gaza ayudará a proveer a la población de la convulsa zona de servicios básicos durante diez días.

Preocupación

 

En vista de la situación sobre el terreno, la Comisión Europea reclamó al Ejecutivo israelí "garantías" que aseguren el suministro a Gaza. El comisario de Desarrollo y Ayuda Humanitaria, Louis Michel, aseguró en un comunicado que "es inaceptable que la ONU se vea en la situación de tener que considerar suspender sus operaciones humanitarias simplemente por falta de combustible para sus vehículos". "También es inaceptable que los servicios públicos como los colectores de basura, tratamiento de aguas residuales u hospitales estén al borde del colapso por la misma razón", recalcó.

La situación también ha llegado al Consejo de Seguridad de la ONU, foro en el que se sembró la polémica a raíz de una comparativa realizada por el embajador libio, Giadalla Ettalhi. Contrastó la situación de los palestinos en la Franja de Gaza con el holocausto nazi, lo que motivó el abandono de los enviados accidentales que allí se encontraban, entre ellos los de Estados Unidos, Francia, Reino Unido o Bélgica. El diplomático libio realizó estas declaraciones durante un debate sobre el borrador de un comunicado para expresar la preocupación por la situación en Oriente Próximo, donde precisamente murió otro civil palestino a causa de un ataque aéreo israelí.

Etiquetas